Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRÁFICO/ARAGÓN

La ministra de Fomento vuelve a ignorar la reivindicación sobre la autopista

Nueva visita y mismo resultado. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, acudió ayer al recinto de Ranillas con motivo del día nacional de Kazajistán y, una vez más, eludió pronunciarse sobre la polémica liberalización del peaje de la AP-2 que ponga fin a la sangría humana en la carretera Nacional II entre Madrid y Barcelona. La responsable ministerial no hizo declaraciones ante los medios durante su veloz recorrido a los pabellones de Kazajistán, Rusia, Alemania, Jordania y España y se excusó por no poder atender a los periodistas al final de esta visita porque "tenía mucha prisa" y debía estar en Madrid "en pocas horas".

Pese al plantón, Álvarez agradeció a los medios de comunicación su "paciencia" por esperarla hasta el final del recorrido para intentar hacerle alguna pregunta.

Esta es la segunda visita de la ministra en la última semana. El viernes pasado acudió a la muestra internacional y a su negativa a hacer declaraciones sobre la AP-2 se sumó la falta de modales de su director de comunicación, que impidió con amenazas a los periodistas que preguntaran sobre ese tema.

Respecto a esa vía y a la falta de respuesta sí ha pronunciado el PP. El presidente de esta formación, Gustavo Alcalde, lamentó la falta de interés de Fomento por "un problema que es suyo y que causa muchas muertes al año". "Resulta insultante que (Álvarez) venga a Zaragoza, se ponga a hablar del AVE y se niegue a darnos explicaciones de por qué la N-II no está desdoblada", dijo Alcalde.

Etiquetas