Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

La militancia del PAR en Teruel critica la postura del partido ante el trasvase

Un documento interno confirma el malestar de las bases con la actuación de sus dirigentes.

Un documento interno del Partido Aragonés al que ha tenido acceso este periódico revela que la militancia de esta formación en Teruel es muy crítica con la postura de sus dirigentes respecto al trasvase del Ebro a Barcelona. El escrito, que según sus autores será trasladado a José Ángel Biel, no hace sino confirmar un secreto a voces: que las bases del PAR están descontentas con la tibia y ambigua reacción de los máximos responsables del partido al trasvase acordado de forma unilateral por el Gobierno y la Generalitat.

El documento se titula "Tertulias en el territorio", y a lo largo de cinco páginas describe una reunión celebrada en la Casa de Cultura de Teruel el pasado 17 de abril. En ella participaron 120 militantes y simpatizantes del PAR de la comarca que habían sido convocados a una sesión organizada por el equipo dinamizador de la formación aragonesista. Según el escrito, ese equipo se dedica a recorrer la geografía aragonesa para "motivar" a la base social del partido "otorgándole el protagonismo que se merece".

"Lo que se pretende es dar voz a cada una de las personas que comparten el proyecto del Partido Aragonés para que participen activamente en dicho proceso -aclara el texto- (...). El objetivo es conocer cuál es el sentir del militante con el partido y recoger la opinión de todos aquellos que quieran participar".

Siempre según describe el escrito, después de una primera intervención de la responsable de ese equipo dinamizador, se animó a los asistentes a la reunión a expresarse "con absoluta libertad".

Las intervenciones que hubo se adentraron en distintos temas y tuvieron como común denominador la crítica hacia el devenir del partido. No obstante, el malestar con el trasvase del Ebro salió a relucir cuando se hablaba de la "falta de información" que dicen tener los militantes del PAR.

"Existe una queja generalizada acerca de la escasa información que reciben (los militantes y simpatizantes) por parte del partido sobre cuestiones de interés general y sobre las decisiones tomadas. En muchos casos, no cuentan con un referente ni con unas indicaciones que les permitan trasladar adecuadamente el mensaje del PAR en sus círculos sociales -dice textualmente el escrito-. Como ejemplo claro de esto, se cita el trasvase de agua a Barcelona".

El documento se limita a resumir genéricamente las quejas y peticiones expresadas por las bases. Sus autores explican que los militantes solicitaron "una postura clara" sobre el tema y también "contar con información precisa proveniente de los altos cargos".

"Consideran que se ha adoptado una postura muy laxa al respecto que va a perjudicar al PAR como partido que siempre ha defendido el no a cualquier trasvase", señala también el texto al referirse a las intervenciones de las bases sobre la transferencia a Barcelona. Otros aspectos criticados por los asistentes fueron que "están asistiendo a una serie de informaciones contradictorias y todavía no saben cómo pronunciarse" y también "que no se haya pedido opinión a la militancia sobre el tema".

Entre dos aguas

A pesar de que hasta ahora una de las principales señas de identidad del Partido Aragonés había sido la oposición a los trasvases, tanto su presidente, José Ángel Biel, como su secretario general, Alfredo Boné, han dado por buena la posición de sus socios en la DGA respecto a la transferencia de agua del Ebro a Barcelona. Aunque Biel ha dicho que el PAR no tendrá una postura "definitiva" hasta que se conozca el informe de la Comisión Jurídica Asesora, de momento los máximos responsables aragonesistas no han hecho sino nadar entre dos aguas intentando oponerse al proyecto y tratando al mismo tiempo de no cuestionar su pacto con los socialistas.

De hecho, las voces más críticas que se han escuchado en el PAR han sido las de cargos de segundo nivel, lo que ha indignado a una parte de sus bases, que piden una oposición tajante aunque eso suponga romper la coalición.

Etiquetas