Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

INFRAESTRUCTURAS

La lluvia inunda por completo la nueva terminal del aeropuerto de Zaragoza

El director aseguró que no había afectado a los vuelos y achacó las filtraciones a un fallo en la evacuación de aguas pluviales.

La nueva terminal del aeropuerto de Zaragoza, que se inauguró el pasado 21 de febrero, se inundó ayer por completo tras la intensa lluvia que cayó poco después de las 18.30. El vestíbulo de salidas quedó encharcado, a excepción de pequeñas zonas secas. El pluviómetro registró 19 litros por metro cuadrado. No obstante, el director del aeropuerto, Felipe Rivas, indicó que el agua no dañó ningún sistema y que afortunadamente había coincidido con una franja horaria sin apenas actividad.

El agua entró por toda la cubierta, de lado a lado, por lo que afectó a todas las aéreas del edificio terminal. Según explicó Rivas, se debió a un fallo general en el sistema de evacuación de aguas pluviales, llamado "full-flow", que instaló la constructora, pero que la obra está en garantía. La empresa Dragados emitió un comunicado en el que admitía el citado fallo y aseguraba que se habían tomado las medidas necesarias para la reparación de la avería.

El agua no penetró por los tragaluces que unen cada una de las piezas de la cubierta, sino que se filtró por la parte más baja de las ondulaciones, detalló Rivas. Además, llegó a colarse, aunque de forma residual, en el sótano, donde se encuentra la maquinaria.

El vestíbulo de llegadas fue una de las primeras zonas donde se achicó el agua, para recibir a los pasajeros del vuelo de Madrid. Los que iban a tomar ese mismo avión hacían cola en unos mostradores de facturación que por pocos centímetros no se inundaron. Los operarios de Aena extrajeron agua con aspiradoras ayudados por otros trabajadores y Bomberos de Zaragoza. Al cierre de esta edición, continuaban las labores.

Etiquetas