Despliega el menú
Aragón

AGUA

La Justicia archiva el caso de Santaliestra al no hallar ningún indicio delictivo

El fiscal, que había mantenido vivo el sumario, reconoce ahora que todos los responsable políticos actuaron legalmente

El caso de Santaliestra está ya definitivamente archivado. El juzgado de Instrucción nº 38 de Madrid ha acordado el archivo del sumario que tenía a buena parte de los altos cargos del Ministerio de Medio Ambiente de la era Aznar sentados en el banquillo por una presunta actuación delictiva durante la tramitación del proyecto. El juez ha promovido el archivo definitivo de la causa al "no existir indicios de comisión de ningún ilícito penal".

El fiscal del caso, Emilio Valerio, ha asumido también que no había base para la denuncia y en el escrito enviado al juez reconoce que en estos momentos no puede considerar "ni injusta ni lesiva para los intereses públicos" la actuación de los acusados en el proyecto de embalse. Estos eran el ex secretario de Estado de Aguas y Costas, Benigno Blanco, el ex director general de Aguas, Carlos Escartín, los también ex altos cargos José María Vizcaíno, Francisco Fetini y Miguel Zueco y el que fuera asesor Iñigo Bahona. Todos quedan ya exonerados de cualquier responsabilidad, igual que les ha ocurrido en los otros sumarios que también intentó llevar a término el citado fiscal.

El último proyecto judicializado

Con esta decisión se cierra el último frente de la batalla judicial que se inició contra el Pacto del Agua de Aragón en los años noventa. El anterior en cerrarse fue el recrecimiento de Yesa. Igual que en este caso, la Audiencia Provincial de Madrid entendió que ninguno de los altos cargos del Ministerio y funcionarios de la CHE habían actuado de forma ilícita. Aunque la sentencia se recurrió al Tribunal Supremo, el máximo órgano de la Justicia ratificó que no había habido ninguna ilegalidad.

En cuanto al proyecto de Santaliestra, la Audiencia Nacional ya había anulado su tramitación administrativa, pese a lo que la Fiscalía entendió que había que depurar responsabilidades penales. No opinó así el Ayuntamiento de Santaliestra, que optó por retirarse de la acusación. Pese a este escenario, el fiscal siguió recurriendo, hasta que el juez ha cerrado ya cualquier vía. En el auto de archivo se explica que "no existe ninguna parte que sostenga o vaya a sostener ninguna acusación".

En cuanto a la Abogacía del Estado, que en todos estos casos ha asumido la defensa del personal de la Administración demandado al entender que siempre actuaron respetando la ley, puso de manifiesto ante el juez "la inexistencia de indicio racional alguno de criminalidad que justificase la instrucción seguida hasta hoy".

El abogado del Estado insinúa cierto interés por alguna parte de mantener vivo el sumario pese a no haber habido ningún indicio que lo sostuviese. "El instructor ha acordado el archivo de la causa hasta tres veces", recordó.

Etiquetas