Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

LITIGIO POR EL ARTE SACRO

La juez deniega al obispo de Lérida el auxilio que pidió para entregar los 112 bienes

La diócesis catalana no recurrirá y la DGA acusa a Piris de acudir de manera deliberada al juzgado que no tiene competencias.

El juicio por la propiedad
La juez deniega al obispo de Lérida el auxilio que pidió para entregar los 112 bienes
RAFAEL GOBANTES

La juez que dictó la primera sentencia civil sobre la propiedad aragonesa de los bienes en litigio entre las diócesis de Barbastro-Monzón y Lérida ha denegado el auxilio judicial que pidió el obispado catalán para entregar las piezas, tal y como le han ordenado en repetidas ocasiones los tribunales eclesiásticos. La titular del Juzgado de Primera Instancia número 4 de la capital del Segre, Beatriz Terrer, que tramitó la demanda de la asociación de Amics del Museu para dirimir la propiedad, argumenta que en este caso no cabe pedir la ejecución y que el posible traslado de las obras es una cuestión "ajena" a este proceso judicial.

Cabe recordar que el prelado, Joan Piris, solicitó esta medida el 27 de octubre, el mismo día en que se reunió en Madrid con su homólogo barbastrense, Alfonso Milián, convocados por el nuncio, Renzo Fratini, para que firmaran un acuerdo impuesto por Roma con el que se pretendía zanjar el conflicto antes de la visita del Papa.

Según fuentes de la diócesis catalana, fue la propia Nunciatura la que ordenó a Piris pedir ayuda a los tribunales civiles para ejecutar los decretos vaticanos. Además, el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, le envió recientemente una carta en la que le sugería esta vía frente a las trabas de la Generalitat, a la que el obispo acusa de impedirle cumplir con su obligación. Ayer, la DGA acusó al obispo de "utilizar" la misiva para acudir a un juzgado que no es el competente, por lo que criticó su falta de "voluntad" para resolver el litigio.

La respuesta de la juez no se ha hecho esperar. En una providencia dictada el lunes y notificada a las partes ayer, Terrer recuerda que "si bien las sentencias dictadas en primera instancia y no firmes -como es el caso- son susceptibles en general de ejecución provisional", no puede autorizar "ningún traslado" de las piezas porque esa es una cuestión "ajena" a este proceso judicial. En él, los Amics pedían que se declarase que la propiedad correspondía al obispado de Lérida por usucapión (la adquisición de un bien por su posesión continuada y pacífica), pero la jueza rechazó sus argumentos. Así, pese a haber fallado a favor de Barbastro-Monzón, no puede decidir sobre algo que no se planteaba en la demanda que dio origen a la causa.

Contra esta resolución se puede interponer un recurso de reposición, pero el abogado de Lérida, Javier Gonzalo, ya anunció ayer que no apelará. "Hemos hecho lo que se nos pidió y vamos a seguir acatando las decisiones de la Justicia", dijo. En todo caso, tanto Gonzalo como los letrados de Barbastro, Hipólito Gómez de las Roces, y de los Amics, Francesc Sapena- reconocieron que la desestimación del auxilio era "previsible".

El viceconsejero de Cultura del Gobierno de Aragón, Juan José Vázquez, coincidió en que "la juez de Lérida no podía actuar de otro modo", por lo que reprochó al obispado catalán que no solicitara amparo al juez de Barbastro que tramita el exequátur (instado por la diócesis oscense y la DGA para ejecutar las sentencias vaticanas en España), tal y como sugirió Iglesias en su misiva. En este sentido, fuentes próximas al presidente criticaron que se haya "utilizado" la carta como excusa para acudir a un juzgado que "no es el competente, y el obispado era consciente de ello", algo que, según dichas fuentes "demuestra que no tiene voluntad" de entregar los bienes.

También el vicario judicial de Barbastro, José Mora, admitió que "no vio claro" que la petición de amparo pudiera prosperar. En declaraciones a Efe, Mora dejó claro que es la Iglesia quien debe forzar a Lérida a devolver las piezas.

Lérida ya está fuera del pleito

En el mismo documento en el que solicitaba auxilio para entregar el arte retenido, Lérida mostraba su intención de quedar al margen del proceso judicial "para que desde Aragón no parezca que ponemos obstáculos", recordó Gonzalo. Esta petición sí se ha admitido.

Ahora, la Audiencia de Lérida deberá resolver -será ya en 2011- el recurso de los Amics contra la sentencia. Barbastro presentó el lunes su escrito de oposición al recurso.

Etiquetas