Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

INFRAESTRUCTURAS

La UE fija ahora el coste del corredor ferroviario de la TCP en 8.697 millones

El nuevo documento de la Comisión plantea su conexión con el ramal Burdeos-Toulouse.Mantiene que en 2013 podría empezar el tramo del túnel y finalizarlo en 2020.

La Unión Europea fija ahora el coste del eje ferroviario de la Travesía Central Pirenaica (TCP) en 8.697 millones de euros, lo que lo convierte en uno de los proyectos prioritarios más ajustados de precio pese a que la factura se ha incrementado un 43% desde que se hizo la primera estimación hace seis años.

La nueva cifra consta en el documento sobre el estado de la red transeuropea de transportes que se presentará en la cumbre de Zaragoza de los días 8 y 9 de junio, en el que también se dará a conocer un borrador de directrices en el que no aparece el eje del Mediterráneo. El informe plantea la necesidad de hacer "sinergia" con proyectos a ambos lados de la frontera, y cita expresamente la "nueva línea" entre Zaragoza y Huesca. A juicio de la UE, el proyecto prioritario 16, que conectará los puertos de Sines (Portugal) y Algeciras con París a través del Pirineo aragonés, "mejorará la eficiencia, efectividad y sostenibilidad de los flujos de carga desde la península ibérica hacia el resto de Europa". Y añade: "Su fortaleza estriba en proporcionar un enlace directo para importantes plataformas logísticas sin llevar a cabo operaciones de recarga".

Para lograr el objetivo de una ruta directa y sostenible, apuesta por conectar con el ramal Burdeos-Toulouse del "gran eje del suroeste francés". "En lo que respecta a su ambiciosa sección transpirenaica, su viabilidad dependerá del alineamiento elegido con respecto a la nueva línea a Huesca (su acceso sur) y al Gran Proyecto del Suroeste [francés] a Toulouse", concluye.

De hecho, el coste global es mucho más ajustado que otros grandes ejes transeuropeos, como el Berlín-Palermo, de 2.386 kilómetros y un presupuesto estimado en 26.919 millones de euros, o la línea entre Escocia e Inglaterra, de 897 kilómetros y un coste de 10.520 millones.

Incluso el presupuesto del corredor de la TCP se ha rebajado en 202 millones respecto a la estimación de hace dos años. Para lograr la contención presupuestaria se posterga la reconversión de las vías al ancho internacional.

El grueso de la inversión corresponde al tramo pirenaico, valorado en 7.847 millones de euros. Para salvar la cordillera se propone horadar un túnel de baja cota de más de 40 kilómetros.

El documento mantiene la planificación oficial para hacer realidad la TCP, por la que podría empezar la obra en 2012 y finalizar en 2020. La marcha de los estudios previos imposibilita cumplir las fechas, pero el mantenimiento de este calendario es una muestra del compromiso europeo con la Travesía.

CHA pide firmeza a los gobiernos

En esta misma línea, el Consello Nazional de Chunta acordó ayer reclamar a la DGA que solicite a los gobiernos de España, Francia e Italia "un pronunciamiento firme y un apoyo expreso a la TCP" con motivo de la cumbre que se celebrará en Zaragoza. También requiere a la DGA que recabe fondos regionales de la UE para la reapertura del Canfranc.

Sus reclamaciones son más oportunas si cabe tras ratificar ayer el Parlamento francés el acuerdo de lanzamiento y financiación para las autopistas marítimas con España por la fachada atlántica y, posteriormente, hasta Andalucía.

El senador conservador André Trillard evocó el objetivo de canalizar 100.000 camiones al año en los próximo cuatro años, que representaría, no obstante, el 1,3% del tráfico internacional. La TCP podría absorber el 30%, lo que evidencia su importancia.

Etiquetas