Aragón
Suscríbete

UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA

Casos de picaresca entre quienes piden plaza en la facultad de Medicina

Alumnos que no logran entrar con su nota se matriculan en países como Hungría y después piden el cambio a Zaragoza.

Casos de picaresca entre quienes piden plaza en la facultad de Medicina
Casos de picaresca entre quienes piden plaza en la facultad de Medicina

Entrar en Medicina, con un 12 de nota, es toda una hazaña que solo unos pocos logran. Sin embargo, la Universidad ha detectado algunos casos de estudiantes que, aunque no lo consiguen con su expediente, intentan hacerlo uno o dos años después.

El número de jóvenes que se marchan a cursar Medicina a Hungría ha crecido exponencialmente. Algunos eligen este destino para perfeccionar el idioma o porque realmente es su deseo, pero otros podrían estar usando un «atajo» para entrar en Zaragoza.

La Universidad oferta lo que se conoce como solicitud de cambio de estudios. Son unas plazas limitadas que permiten que alumnos de todo el mundo puedan formarse en el campus aunque hayan comenzado la carrera en otra comunidad o país.

Este año, Medicina en Zaragoza ha recibido 30 solicitudes procedentes de Europa, de las que 21 llegaron desde Hungría. El resto procedían de Polonia (3), Lituania (5) y Alemania (1).

Además, otra se recibió de África y 36 de América. De estas, 21 procedían solo de Costa Rica, frente a alguna de República Dominicana, Argentina, México o Perú. También se han recibido 104 solicitudes de Universidades españolas, 84 de privadas -en las que habitualmente no se pide nota de corte- y, en especial, de dos de ellas.

«Sospechábamos desde hace tiempo y había cosas que no cuadraban. Para empezar, que te pidan volver desde el extranjero y sean sobre todo aragoneses o españoles. Para seguir, que esas facultades y otras privadas de España hayan ido configurando un plan de estudios muy parecido al nuestro, que luego hace más fácil convalidar los cursos», explica el decano de Medicina, Javier Castillo.

«Me parece injusto. Para empezar, porque el acceso por esta vía no es universal, solo se lo puede permitir quien tenga una buena posición económica», añade el decano. «Algunos dicen que se van para perfeccionar el idioma o porque es una buena facultad, pero en cuanto pueden intentan volver», afirma.

De momento, la Universidad ya ha restringido este año las plazas que concede por esta vía, para evitar la picaresca. También en Enfermería han recibido 113 peticiones de traslado, lo que se considera, cuando menos, paradójico.

Casi al revés le sucede a la Universidad San Jorge, que vive un repunte de alumnos extranjeros. Tiene más de un centenar matriculados (entre todos los grados), pero sobre todo en algunos como Fisioterapia o Enfermería.

Este centro privado rechaza que en su caso los alumnos intenten después acceder a universidades públicas. Aseguran que, en su mayoría, finalizan los estudios quienes los comenzaron.

Etiquetas