Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

polémica gestión en savia

La fábrica de avionetas de Villanueva se cierra, pese al aval de 6 millones de Savia

La empresa Tecnam se hizo cargo de la planta en julio de 2008 tras el fracaso del proyecto de CAG y con el compromiso financiero de la DGALa firma italiana solo montaba avionetas traídas por piezas.

La fábrica de avionetas de Villanueva se cierra, pese al aval de 6 millones de Savia
La fábrica de avionetas de Villanueva se cierra, pese al aval de 6 millones de Savia
HA

La apuesta aeronáutica del Gobierno de Aragón ha terminado por estrellarse y ha dejado un reguero de pérdidas millonarias. La empresa italiana Tecnam acaba de cerrar la fábrica de avionetas de Villanueva de Gállego, que reabrió en julio de 2008 tras el cese de actividad de CAG y previo pacto de financiación con Savia Capital Atracción. Si en la primera etapa del proyecto industrial se perdieron 10 millones de euros, en esta segunda se habían comprometido otros 6 millones.

La plantilla ya fue informada en septiembre del inminente cese de la actividad, que finalmente se hizo oficial el pasado 22 de noviembre. La veintena de trabajadores han percibido la última nómina y el finiquito, pero están pendientes de la indemnización acordada con la empresa, que consistirá en el cobro de 45 días por año trabajado (37 correrán a cargo de la empresa y el resto, de Fogasa). Se comprometieron a pagársela en dos semanas.

Según varios de los trabajadores afectados, los directivos italianos les aseguraron que la Administración no había cumplido todos sus compromisos y que, por tanto, iban a cerrar y trasladar toda la producción a Italia. "Nos dijeron que pactaron con la DGA cubrir el agujero de CAG y que luego no han atendido todas las contraprestaciones", indicaron con cierta indignación.

La plantilla quería inmovilizar las dos avionetas que se habían terminado de ensamblar como garantía del cobro de la indemnización. "Pretendían pagarnos a planos y hubo movida el 29 de noviembre. Incluso acudió la Guardia Civil, pero no nos dejaron entrar a las instalaciones", manifestaron.

Las instalaciones de Villanueva, cerradas a cal y canto desde finales de noviembre, estarían completamente vacías, según la versión ofrecida por los trabajadores. "Se han llevado todo, las herramientas, el horno y hasta la cámara frigorífica que tenía CAG para las telas de fibra de carbono. Pero dicen que todo era suyo", detallaron.

El acuerdo sellado el 16 de julio de 2008 entre Savia Capital Atracción y Tecnam establecía el desembarco de la firma italiana en la fábrica de avionetas de CAG, de forma que se lograba dar la imagen de continuidad en el proyecto aeronáutico de la DGA y maquillar el fracaso cosechado con CAG. Pero no salió gratis, Savia pactó duplicar el apoyo económico inicialmente pactado con los italianos hasta llegar a los 6 millones de euros. Además, Tecnam no tenía que comprar Composite Aeronautic Group (CAG), ni siquiera al precio simbólico de un 1 euro por acción que se había acordado, a principios de 2008, con el ex consejero delegado de la Corporación de Empresas Públicas de Aragón y ex presidente de CAG, Santiago Coello. También debía asumir un arrendamiento.

El consejero aragonés de Economía y Hacienda, Alberto Larraz, no ha aclarado nunca en las Cortes por cuánto alquiló las naves a Tecnam, ni a cuánto ascendía el contrato de cuentas en participación que firmó con los italianos para favorecer su implantación. Y se escudó, como siempre, en la obligación de confidencialidad para no dar datos y alegó que la transacción entre CAG y Tecnam es una operación entre dos empresas privadas "en la que la DGA no ha intervenido". Pero no hubo tal transacción, ya que Composite Aeronautic Group se liquidó.

Las condiciones pactadas, sin embargo, constan en un informe encargado por la propia Savia Capital Atracción a la reconocida consultora KPMG para 'armar' la reclamación arbitral de daños y perjuicios contra la gestora de capital riesgo Möbius. A esta firma le exigía 23,5 millones por las inversiones fallidas en las seis empresas en las que se participó entre 2004 y 2008, entre ellas CAG, y en concepto de honorarios y lucro cesante. Sin embargo, el laudo, del 19 de noviembre, responsabilizó a Savia de todo y le condenó a pagar las costas, que la DGA estima en 400.000 euros.

Ni una aportación en I+D

La clausura de Tecnam pone fin a la segunda etapa de la apuesta aeronáutica de la DGA, en la que no se ha aportado valor añadido más allá de mantener un año y medio una veintena de puestos de trabajo. La empresa italiana se limitó a ensamblar en la planta de Villanueva de Gállego las avionetas diseñadas y fabricadas en Italia, que se enviaban por piezas en camiones.

Sobre el esqueleto del fuselaje se montaban los paneles de mando, las alas, el motor y se recubría de chapa. Nada del prometido proyecto de fabricar una nueva avioneta en fibra de carbono, de la que únicamente se hicieron algunas piezas y el fuselaje. "No se llegó a montar ni un aparato, aunque se llevó uno a una feria", señalaron los trabajadores consultados.

El cierre ni siquiera ha trascendido a estas alturas, aunque la concejala del PP en Villanueva, Maricarmen Escuín, trasladó en el pleno de octubre su preocupación por la marcha de la empresa y por los planes del gobierno municipal para reflotar el polígono aeronáutico. Un mes después, el edil de Urbanismo, Santos Paricio, reconocía que la fábrica de avionetas tenía los días contados. "La situación económica no es propicia para planificar algo que tenga futuro y viabiliad, pero en todo caso el equipo de gobierno continúa estando en permanente contacto con la DGA para dar salida a la situación planteada", señaló Paricio en el pleno del pasado 9 de noviembre.

Etiquetas