Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ECONOMÍA

La DGA no subirá sus impuestos, pero recortará el presupuesto en torno al 5%

La caída de los ingresos por la crisis obligará a reducir gastos corrientes y subvenciones, aunque Larraz dice que "se tratará de mantener" las inversiones y las partidas sociales

Iglesias, Larraz y Biel conversan en un pleno de las Cortes.
La DGA no subirá sus impuestos, pero recortará el presupuesto en torno al 5%
oliver duch

El Gobierno de Aragón no va a subir sus impuestos de cara al 2010. No obstante, la caída de los ingresos que está conllevando la recesión económica va a obligar a contraer los presupuestos autonómicos por primera vez en al menos una década. El año pasado, a pesar de que la Comunidad ya estaba sufriendo de lleno los efectos de la crisis, el presupuesto aprobado para este 2009 fue un 4,85% mayor que el del 2008. Sin embargo, fuentes de la DGA reconocen que las cuentas públicas para el año 2010 van a sufrir un recorte de casi un 5%.

 

Ese descenso conllevará, lógicamente, una reducción de los gastos. El Ejecutivo asegura que la restricción se aplicará, fundamentalmente, a los capítulos de gasto corriente en bienes y servicios (el de funcionamiento), personal y transferencias corrientes (las subvenciones). Sin embargo, es muy probable que las inversiones también se resientan por mucho que se insista en la importancia de que la DGA haga de locomotora de la economía aragonesa.

 

El año pasado, pese a que el presupuesto siguió siendo expansivo, la inversión real programada por el Gobierno de Aragón para este 2009 cayó un 14,8% situándose por debajo de la de 2006. Por el contrario, el gasto de personal creció un 8,69%, lo que da una idea de las dificultades que entraña recortar este capítulo.

 

En cuanto a la distribución por consejerías, fuentes del Ejecutivo autonómico explican que el reparto será similar al de las cuentas de este año, por lo que no habrá ni grandes beneficiados ni perjudicados -el año pasado Servicios Sociales creció un 41% y Medio Ambiente, un 21%-.

 

En cualquier caso, la elaboración de las cuentas autonómicas para el 2010 se encuentra todavía en su fase inicial. De momento, se están trazando los grandes números, pero hasta mediados o finales de septiembre no empezará a concretarse cómo se adapta cada departamento al recorte de gastos. Aunque el consejero de Economía, Alberto Larraz, y el vicepresidente José Ángel Biel ya han mantenido un par de encuentros para preparar los presupuestos, la crisis que atraviesa la coalición PSOE-PAR está condicionando su elaboración.

 

En una entrevista concedida Efe, Larraz no precisó ayer en qué porcentaje se reducirá el presupuesto de 2010 limitándose a decir que será de "un solo dígito". El consejero de Economía ratificó que la reducción se aplicará "fundamentalmente en el gasto corriente".

"Además, habrá que ajustar el gasto de personal, pero se tratará de mantener el capítulo de inversiones y las prestaciones en ámbitos como la sanidad, la educación o los servicios sociales no se tocarán", añadió.

La deuda crecerá al 5,8% del PIB

Al ser preguntado por la subida de impuestos anunciada por el Gobierno central, Larraz anunció que en la Comunidad "en general" no se van a tocar los tributos. "Si se toca algo será para dejarlos equilibrados", dijo.

En cuanto al nivel de endeudamiento que va a tener que asumir la Comunidad para hacer frente a la reducción de ingresos, el consejero de Economía calculó que en 2010 la deuda de Aragón llegará "muy probablemente" al 5,8 o 5,9% del producto interior bruto (PIB), una cifra sensiblemente superior al 4,8% contabilizado en el primer trimestre de 2009 que pese a todo seguirá siendo "una de las más bajas entre las comunidades autónomas muy por debajo de la media, que está en el 6,7%".

 

Larraz adelantó además que, aunque habrá que esperar a que se realice la ejecución presupuestaria de este año, las cuentas actuales "muy probablemente" tendrán un déficit de "un par de puntos" sobre el presupuesto.

 

Por último, el consejero sostuvo que podría llegarse a un acuerdo sobre la deuda tributaria "a final de año".

Etiquetas