Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

MANCOMUNIDAD CENTRAL

La DGA remite a las Cortes el proyecto de ley para duplicar la reserva de los galachos

La superficie protegida pasará de 800 a 1.537 hectáreas, y además habrá 1.564 hectáreas más de zona periférica.

El Consejo de Gobierno de la DGA aprobó ayer el proyecto de ley de declaración de la Reserva Natural Dirigida de los Sotos y Galachos del Ebro. El documento, que ahora pasará a las Cortes de Aragón para su tramitación parlamentaria, aumenta la superficie protegida de este especio natural pasando de las 800 hectáreas actuales a 1.537. Además, a esa cifra hay que sumarle otras 1.564 hectáreas de zona periférica de protección, por lo que en total son más de 3.000.

Esta ampliación se incluyó en el plan de ordenación de los recursos naturales (PORN) que el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón aprobó en 2007 para compatibilizar la conservación de este espacio protegido y el desarrollo socioeconómico de los municipios de la zona. Una vez promulgada la nueva ley, la Reserva Natural de los Galachos de La Alfranca de Pastriz, La Cartuja y El Burgo de Ebro -que fue declarada por la Ley 5/1991 de 8 de abril- pasará a llamarse Reserva Natural Dirigida de los Sotos y Galachos del Ebro.

La ampliación de la superficie protegida supone también que aumenten los términos municipales que la integran. A los tres que ya la formaban -Zaragoza, Pastriz y El Burgo de Ebro- se le suman otros seis: La Puebla de Alfindén, Alfajarín, Nuez de Ebro, Villa- franca de Ebro, Osera y Fuentes de Ebro.

Sus valores naturales

La futura reserva natural es una zona situada aguas abajo de Zaragoza que comprende un tramo del Ebro y terrenos situados en las dos márgenes del río, así como meandros abandonados -galachos- de gran riqueza ambiental. Su extensión incluye tres lugares de interés comunitario (LIC) y una zona de especial protección para las aves (ZEPA).

En este ecosistema fluvial abundan algas y plantas acuáticas en las que encuentran refugio y alimento especies como la carpa, el pez gato, el lucio, los patos cucharas, los ánades frisos y silbones, las cercetas comunes o los tritones palmeados.

El carrizal también es una comunidad vegetal importante en los galachos que contribuye a la depuración natural de las aguas y sirve de refugio para la cría e invernada de numerosas aves: garcetas comunes, martinetes, garcillas bueyeras, garzas imperiales, avetorillos, escribanos palustres, bisbitas, lavanderas, estorninos... También protege otros animales como el sapo corredor, la rana común, la culebra de agua o los galápagos.

También son habituales el jabalí, el águila azor, la grajilla, el pito real, el mirlo común, el tejón, el zorro, la gineta o el ratón de campo, entre otros.

Etiquetas