Aragón

RIESGO PARA VARIAS ASOCIACIONES

Hasta un 30% menos de ayudas sociales

En Servicios Sociales las transferencias corrientes caen un 7,5%, unos 25 millonesEl IASS dice que ha habido que priorizar las ayudas a las personas más necesitadasAsociaciones como Azajer han anunciado su cierre y otras, vacaciones forzadas.

La posible desaparición de la Asociación Aragonesa de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Azajer) es solo la punta del iceberg de las consecuencias provocadas por el asfixiante recorte de las administraciones en las ayudas a entidades sociales. En algunos casos, la tijera administrativa ha recortado hasta un 30% los fondos de algunas asociaciones y programas, lo que pone en serio riesgo tanto la actividad diaria como muchos de los proyectos sociales que desarrollan. Incluso la supervivencia de algunas de ellas. No en vano, muchas subsisten casi prácticamente de subvenciones públicas.

Solo en el departamento de Servicios Sociales de la DGA, las transferencias corrientes han caído un 7,5%. De los 335,1 millones se ha pasado a 309,7. En Salud, la partida global ha aumentado en unos 20 millones. Sin embargo, un repaso por algunos de los programas evidencia el drástico recorte.

En el programa de prevención, asistencia y reinserción de las drogas, del que se nutren asociaciones como Proyecto Hombre u otras, se ha pasado de 1,3 millones a 899.650 euros, lo que supone un 31% de reducción. También el programa de prevención del Sida se ha recortado casi un tercio. Por ejemplo, la asociación Omsida ha dejado de percibir este año de Servicios Sociales 6.000 euros (de 15.000 ha pasado a 9.000). Salud repartirá este año 368.345 euros frente a los 526.208 de 2009. Quizá para compensar, se incrementa considerablemente hasta los 70.000 euros el programa de prevención que depende de Servicios Sociales.

También hay otras rebajas significativas en otros programas. Algunos incluso llegan a suprimirse. Desaparece el plan integral de apoyo a la familia que en 2009 tenía consignados 10.000 euros, las subvenciones a las asociaciones de inmigrantes (108.109 euros) y las del programa de refuerzo y acogida (106.605 euros), entre otros. Precisamente, las ayudas a programas de integración social para los inmigrantes han registrado un recorte de 1,3 millones de euros, un 33%. Y las asociaciones deben afrontar este año con menos recursos que el anterior. Ese es el caso de la Asociación Sociocultural Musulmana, que ha sufrido un recorte del 35% (de 15.000 a 10.000 euros). Fuentes de la entidad mostraron su comprensión con el ajuste, confió en que los recortes también se apliquen a otras cuestiones.

Además, se ha reducido la partida genérica de ayudas a las actividades de las asociaciones hasta un 41,6%. Y las de partos múltiples (14%), la de las colonias urbanas (60%)... Solo se mantiene la consignación para los puntos de encuentro (580.000 euros). A esta drástica reducción que continuará en 2011, hay que añadir que el pago y la adjudicación de las subvenciones acumula cierta demora que agrava aún más si cabe la situación de las entidades.

Por su parte, el Ayuntamiento de Zaragoza ha optado por una leve revisión al alza de las subvenciones que reciben las entidades sociales. Si en 2009, el concepto "atenciones benéficas y asistenciales" contó con 3,72 millones de euros, en 2010 esta cantidad se ha elevado a los 3,95. No obstante, 216.000 euros corresponden con las subvenciones y convenios en materia de infancia y adolescencia, que hasta el año pasado aportaba el Instituto Aragonés de Servicios Sociales. Además, el Área de Acción Social, bien de forma directa, bien a través del PICH o el PIBO, tiene otros programas sociales dentro de la bolsa general que se destinan a la firma de convenios. Para 2010 se disponen 2,19 millones de euros, frente a los 1,99 de 2009.

Pero esto son las cifras globales. Si se desciende al detalle, son pocas las ayudas que se incrementan de forma sustancial y muchas han sufrido recortes. Por ejemplo, los programas para prevención, apoyo mutuo y dependencia, que caen de los 405.000 euros de 2009 a los 300.000 de este año. También es llamativo el desplome en materia de igualdad y conciliación de la vida laboral y familiar, que según el presupuesto se desploman de 232.000 euros hasta los 100.000 previstos para este año. Otros proyectos mejoran en 2010, aunque los incrementos no son tan acusados como los descensos. Por ejemplo, los convenios y subvenciones para proyectos de inclusión social se elevan de 552.000 euros a 579.000.

Un recorte del 15% en 2011

No obstante, 2011 se avecina como un ejercicio especialmente duro para las entidades sociales. Sobre todo porque la mala situación económica que está viviendo el Ayuntamiento de Zaragoza ya ha empujado al gobierno a plantear a los grupos de la oposición un recorte lineal del 15% en las subvenciones. Y en la coyuntura actual, esta circunstancia puede ser letal para muchas asociaciones.

En Teruel, las asociaciones también hacen sus cálculos para llegar a fin de mes desde el año pasado. La secretaria de la Asociación para la Lucha contra la Enfermedad del Riñón, Alcer, Rafaela Esteban, explicó que en 2009 recibieron en torno a 400 euros menos de unas ayudas que rondaban los 2.000 euros. Agregó que la recesión económica se ha notado también en los trámites administrativos que se requieren. Ahora, el Ayuntamiento y la Diputación Provincial de Teruel piden los justificantes de los proyectos antes de pagar y aún no se ha recibido el dinero de este año.

La Coordinadora de Asociación de Personal con Discapacidad de Huesca, que agrupa a 16 entidades, solicitó recientemente al Justicia de Aragón que mediara ante la DGA para que no se siguieran reduciendo las subvenciones sociales (un 20% en 2009 y un 40% en 2010), porque alertó de que afectaría a la calidad de los servicios.

Por su parte, el gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Juan Carlos Castro, manifestó su "total respeto" a las críticas de las asociaciones, aunque hizo hincapié en que ante la situación económica al Gobierno de Aragón no le ha quedado más remedio que "priorizar" las ayudas a la gente más necesitadas: los dependientes y las ayudas directas a la inserción (ingreso aragonés de inserción). "Y se ha demostrado que las solicitudes han aumentado tal y como creíamos", señaló.

Etiquetas