Despliega el menú
Aragón

VIVIENDA-ARAGÓN

La DGA permitirá vender bloques libres como VPO, pero no viviendas sueltas

El consejero está dispuesto a subir los precios, como pretenden los promotores, si aumenta la calidad. Un piso tasado cuesta ahora entre 150.000 y 168.000 euros. Las condiciones del Gobierno no coinciden por completo con las de los constructores.

El Gobierno de Aragón ha confirmado que permitirá vender antes del verano viviendas libres, que en un año no hayan tenido salida en el mercado, como protegidas de precio tasado. Una de las condiciones es que no podrán acogerse a esta medida pisos sueltos sino que tendrán que ser promociones completas. Además, se advierte de que este cambio no repercutirá en el bolsillo del ciudadano con una subida de los precios de las VPO. Aunque esta última afirmación, tiene peros. La DGA está dispuesta a subirlos, como pretenden los promotores, siempre que haya una mayor calidad en la construcción. Al precio actual, un piso de precio tasado cuesta entre 150.000 y 168.000 euros.

"La medida ya está tomada", así respondió el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Vivienda del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, al deseo expresado por el presidente de la Asociación de Promotores y Constructores, José Luis Roca, de sacar adelante en Aragón esta modificación, que se incluye en el Plan Estatal de Vivienda 2005-2008 y que hizo pública la ministra de Vivienda, Carme Chacón, en enero. De todos modos, "el mayor problema que le veo es que las viviendas libres que se vayan a incorporar a ese parque cumplan los requisitos técnicos de las protegidas, que en muchos casos son más exigentes", apuntó Vicente.

El consejero anunció que en las dos próximas semanas saldrán a exposición pública los decretos para adaptarse a la norma estatal, que después pasarán por la comisión jurídica; y espera que se apliquen antes del verano. Vicente admitió que Roca se había adelantado a hacer el anuncio, a pesar de que ya sabía que la medida se iba a adoptar porque será un documento "consensuado". Entre las medidas, también se plantean modificar la limitación actual de poder construir hasta el 50% del terrero de vivienda de precio tasado, para permitir hasta el 100%.

Existen diferencias entre la propuesta que explicaron los promotores el miércoles y las condiciones detalladas por el consejero. Los constructores no hablaban exclusivamente de promociones concretas sino de pisos sin vender en general y creían necesaria la subida del precio del módulo.

A pesar de estos desajustes, el presidente de la Asociación, José Luis Roca, declinó pronunciarse ayer acerca de las condiciones expuestas por el consejero. "Tenemos que sentarnos para consensuar esas posturas. Por eso, prefiero no hacer declaraciones a la prensa antes de hablar con el consejero", señaló. También indicó que respetarían mucho la decisión del Gobierno, pero que lamentarían que disfrutaran de esas medidas en Comunidades como Cataluña o Madrid, donde han podido aumentar el precio del módulo, y en Aragón no.

La subida del precio

No obstante, el objetivo final de la medida es apoyar a los promotores. Las razones que da el consejero es que la vivienda es un bien que demanda la sociedad y un motor económico. "El sector tiene que salir reforzado con medidas legislativas y administrativas, pero en el tema del precio, que es muy sensible, no estoy dispuesto a que sea la subida del precio del módulo, sola y exclusivamente, la que soporte los problemas del suelo", aseguró Alfonso Vicente. Sin embargo, a continuación explicó que el módulo de la vivienda protegida en Aragón ha subido menos que en otras Comunidades Autónomas. Detalló que el aumento de este año ha sido el general en todo el país, de un 4,12%, lo que supone una media de 6.000 euros por vivienda. Los promotores llevan años demandando este incremento y entienden que esta medida pasa por la subida.

El no a al aumento del Gobierno de Aragón no es rotundo. "Estoy dispuesto a revisar los precios de la vivienda protegida siempre que eso conlleve una mejora de las condiciones técnicas y de calidad de la vivienda. A eso me he comprometido con los promotores", aseguró. En este sentido, resaltó que las condiciones que la Administración exige a las viviendas protegidas son más exigentes. "Incorporar las mejoras en vivienda protegida tiene un coste añadido, y es razonable que el ciudadano soporte esa subida si se mejora la calidad", apuntó.

En estos momentos, el precio del módulo de una vivienda protegida de régimen especial, la más económica, es de 1.030,68 euros por metros cuadrado. En el caso de régimen general, que son la mayoría de los que se han vendido en los últimos años, sube a 1.334,08; y la de precio tasado, que sería en las que se convertirían las libres, cuesta 1.637,28 euros el metro cuadrado.

Promociones enteras

¿Puede ocurrir que alguien haya comprado una vivienda por 400.000 euros y que después el vecino adquiera el piso de al lado como VPO a mitad de precio cuando ni siquiera está entregada la promoción? La respuesta del consejero a esta duda que le puede surgir al ciudadano es: "La medida, en principio, es para edificios completos porque sería un problema que un ciudadano que acaba de comprar un piso a 60 millones (de pesetas), después vea otro a 30", indicó Vicente. Aclaró que solo pueden acogerse a la medida los promotores que no hayan vendido ninguno.

En cuanto al desarrollo de los polígonos de vivienda protegida Arcosur y La Paz de Zaragoza, Vicente explicó que había hablado con el Ayuntamiento, y que le han garantizado que puede estar desbloqueado y en marcha antes de verano.

Etiquetas