Despliega el menú
Aragón

OLA DE INCENDIOS

La DGA pedirá al Gobierno central ayudas urgentes para las zonas arrasadas

Solicitará que los municipios implicados tengan un trato preferente en la planificación de cada MinisterioAyuntamientos y comarcas se reúnen hoy en Utrillas para hacer una primera evaluación de daños

Vista de la zona quemada por el incendio de Aliaga desde el pico de Majamolinos.
La DGA pedirá al Gobierno central ayudas urgentes para las zonas arrasadas
JAVIER ESCRICHE

La DGA pedirá al Gobierno central ayudas urgentes para recuperar las zonas arrasadas por los últimos incendios y reparar los daños que haya provocado el fuego. Además, también va a solicitar que los municipios afectados tengan una atención "preferente" en los planes y programas que desarrollan los distintos Ministerios.

 

El ejecutivo autonómico no pedirá la declaración de zona catastrófica porque esta figura jurídica a la que suele hacerse mención cada vez que hay una situación de emergencia no existe como tal. No obstante, el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, aclaró que la solicitud que la DGA va a trasladar al Estado tiene las mismas consecuencias prácticas.

 

"Vamos a pedir el apoyo y las ayudas necesarias con carácter urgentes para reparar los daños, y con eso recogemos el sentir de los alcaldes cuando piden la declaración de zona catastrófica -explicó Boné-. Además, vamos a ir un paso más adelante, porque queremos que el Plan de Empleo y todos los demás proyectos y programas que tienen establecidos los Ministerios den un trato preferente a las zonas afectadas".

 

Fuentes del Departamento de Medio Ambiente detallaron que lo que la DGA pretende es que el Gobierno central aplique en Aragón el decreto para situaciones de emergencia o catastróficas que se aprobó en 2005 tras los grandes incendios de Galicia. Esa normativa prevé subvenciones directas con cargo a distintos créditos recogidos en los Presupuestos Generales del Estado.

 

De esas ayudas pueden beneficiarse las corporaciones locales, las familias, las actividades industriales y comerciales y las personas físicas o jurídicas que hayan prestado servicios o bienes para la lucha contra el fuego.

 

Además, el Gobierno de Aragón solicitará al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino fondos para compensar los daños agrícolas o ganaderos y para restaurar los montes que se han quemado. En este sentido, la Consejería que dirige Boné recuerda que el año pasado ya se firmó un convenio para recuperar la zona arrasada en el incendio de Zuera y Castejón de Monegros.

Plan especial de restauración

La DGA también anunció ayer que a mediados de agosto -probablemente, el día 11- convocará una reunión con los ayuntamientos y las comarcas de las áreas asoladas por el fuego. El encuentro, al que acudirán el vicepresidente, José Ángel Biel, y los consejeros de Medio Ambiente, Interior y Presidencia, servirá para preparar el plan especial de restauración anunciado por el Ejecutivo autonómico a finales de la semana pasada. Según explicó ayer Boné, lo primero que hará el Gobierno de Aragón será recabar información sobre los daños.

 

"Esperamos que el plan pueda ser elevado al Consejo de Gobierno en el mes de septiembre, y para su puesta en marcha también contamos con el apoyo de los distintos ministerios implicados", comentó Boné.

 

El consejero adelantó además que dentro de las iniciativas que se planteen en ese programa se incluirá la mejora de las infraestructuras de prevención y lucha contra el fuego de la zona de Aliaga. "En esa área se han producido tres grandes incendios en los últimos 20 años -recordó-. Seguro que en el futuro habrá más porque eso es imposible de evitar, pero tenemos que poner los medios necesarios para que esos fuegos quemen la menor cantidad de hectáreas posible".

Reunión de los alcaldes

Mientras, las comarcas y localidades afectadas por los incendios de la provincia de Teruel se reunirán hoy en Utrillas para hacer balance y estudiar qué ayudas reclaman a las distintas administraciones. El presidente de la comarca de las Cuencas Mineras, Francisco Altaba, explicó a Europa Press que el encuentro servirá para realizar "una primera evaluación de lo que ha pasado y de por qué ha sucedido" y también para pedir a los alcaldes que calculen cuanto antes los daños sufridos.

 

Los sindicatos agrarios también piden ayudas de las distintas administraciones para paliar las pérdidas que los incendios han provocado en la agricultura y la ganadería. El secretario general de UAGA, Javier Sánchez, recordó ayer que en 2OO7 la Comisión Europea concedió fondos para los grandes incendios de Grecia. Asaja cifró en unas 3.000 las hectáreas de olivos y almendros afectadas, y UPA destacó que el sector más afectado es el de la ganadería extensiva. Estas organizaciones subrayaron que además de esas pérdidas "millonarias", los trabajadores del campo también sufrirán las afecciones forestales.

Agradecimientos

Por otra parte, el Gobierno de Aragón quiso agradecer ayer "la absoluta entrega de todos y cada uno de los miembros del operativo": agentes de protección de la naturaleza, técnicos, miembros de las 70 cuadrillas de la empresa pública Sodemasa, vigilantes, conductores, pilotos, personal de apoyo y refuerzo y de coordinación, los cientos de voluntarios... También elogió la ayuda prestada por otras comunidades y por dos ministerios.

 

Situación de los fuegos

El incendio de Aliaga (Teruel) es el único de los siete grandes incendios declarados en la última semana en la Comunidad aragonesa que permanece activo, y continúa estabilizado después de haber arrasado 7.656 hectáreas, han informado fuentes del Ejecutivo autonómico.

A última hora de este lunes se dieron por controlados los otros dos incendios que quedaban activos, el de la zona de Cedrillas, Corbalán, Cuevas Labradas y El Pobo, que ha afectado a 1.053 hectáreas, y Los Olmos, con 670 hectáreas quemadas, ambos en la provincia de Teruel.

El incendio de Aliaga, que ha sido el más devastador, fue estabilizado el pasado sábado y desde entonces permanece activo dentro de un perímetro controlado por los equipos de extinción.

En los últimos días ya fueron controlados, en la provincia de Teruel, los incendios registrados en las zonas de Alloza y Andorra, que afectó a 1.685 hectáreas; Valdetormo y La Fresneda, con 283 hectáreas, y Mazaleón, con 84.

En la provincia de Zaragoza, el fuego declarado en los términos municipales de Morés, Chodes, Morata y Arándiga, que afectó a 600 hectáreas, fue extinguido el viernes.

Los incendios, que fueron provocados por la tormenta eléctrica del pasado 21 de julio, que dejó caer unos 5.000 rayos, han afectado a un perímetro total de 12.031 hectáreas, dentro del cual hay algunas áreas que se han salvado por las llamas, ha precisado el Gobierno aragonés.

Etiquetas