Aragón
Suscríbete

EN 2011

La DGA llevará sus empresas a la Expo

Cuatro consejerías se sumarán después a las sociedades, que ocuparán 10.000 metros.Garantiza llenar la mitad del recinto al incorporarse la Ciudad de la Justicia en 2012, y se ahorrará 9 millones al año en alquileres.Lanzará después del verano una campaña de márquetin para atraer clientes privados.

Recinto de la Expo en Ranillas
La DGA llevará sus empresas a la Expo
OLIVER DUCH

La Corporación de Empresas Públicas de Aragón y todas las sociedades dependientes de la DGA se trasladarán a principios del año que viene a la Expo. Esta operación permitirá enjugar el severo pinchazo en la comercialización del parque empresarial, que de esta forma podrá estrenar su primera fase con cerca de un tercio de su superficie ocupada. Este desembarco, que podría requerir entre 8.000 y 10.000 metros cuadrados, se complementará a medio plazo con la llegada de cuatro consejerías (Educación, Justicia, Servicios Sociales y Trabajo) y con la prevista apertura de la Ciudad de la Justicia a finales de 2012. En total, el sector público consumirá la mitad del parque empresarial, en torno a 82.500 metros cuadrados.

Con este 'seguro', los esfuerzos de la sociedad Zaragoza Expo Empresarial se centrarán en "ocupar" el resto de la superficie, ya sea vendiendo o alquilando oficinas desde cien metros cuadrados hasta edificios completos. Así lo aseguró a este diario su presidente y consejero aragonés de Economía, Alberto Larraz, quien confía en los resultados de la campaña de márquetin que se lanzará después del verano. "Lo ideal sería fichar empresas que no están en Zaragoza, y para ello venderemos que el parque está a diez minutos de la estación del AVE y cuenta con todo tipo de equipamientos", dijo.

Uno de sus más estrechos colaboradores, el presidente de la Corporación Empresarial, José Luis Murillo, apostilló que esta campaña irá dirigida a empresas y medios especializados, pero incidió en que el plan de comercialización fija de plazo hasta 2016 para llenar el parque empresarial.

En este sentido, Murillo puntualizó que la llegada de las sociedades públicas no supondrá una distorsión para el parque empresarial, dado que entre una empresa pública y otra privada no hay diferencias de horarios o de funcionamiento. La lista estará formada por una decena de firmas, entre las que figuran, además de la propia Corporación, Sodemasa, Sirasa, Avalia, Aragón Exterior y Sodiar.

Las sociedades llenarán uno o dos edificios de los doce que engloban la primera fase (los hay de distintos tamaños), que ocupan todo el bloque frente a la Ronda del Rabal y suman 80.000 metros cuadrados. "Lo ideal es que tengan servicios comunes, como vestuarios, aparcamiento de bicis o salas de consejo y de formación, para ofrecer ventajas a los trabajadores y ahorrar costes", explicó.

Su llegada se producirá a principios de 2011, cuando se entreguen las oficinas a los únicas empresas privadas (Grupo Jorge y Banco Popular) y organismos públicos (RTVE, servicio provincial de Tráfico y Tesorería de la Seguridad Social) que apostaron por el recinto de la post Expo. Entre todos no suman 14.000 metros.

El consejero de Economía dejó muy claro que incluso el traslado de las cuatro consejerías será compatible con el parque empresarial, ya que el objetivo final es que la pieza urbanística de Ranillas "funcione" y no hacer negocio con la comercialización. "No es el único fin", apostilló.

Uno de los departamentos, previsiblemente Justicia, se instalará en el pabellón de Aragón, que por una cuestión de ahorro de costes se mantendrá con sus dos plantas actuales. No obstante, aún se deben poner de acuerdo los socios de la DGA sobre el inquilino final.

Otro de los efectos complementarios del traslado de todas las sociedades y consejerías que se reparten por la ciudad en edificios en alquiler será precisamente el ahorro. Según los cálculos de la DGA, hasta nueve millones de euros anuales. Y también supondrá el traslado de más de 2.000 funcionarios de la administración autonómica, a los que se sumarán otros 1.000 de Justicia.

Larraz apuntó que los resultados de la comercialización de aquí a final de año determinarán si las cuatros consejerías se implantan en la primera fase, en el caso de que todo siga igual de parado, o se concentran en los dos edificios frente al Ebro que se pretendían dejar de reserva.

El consejero no concretó cuándo se hará este traslado, porque, dijo, "no hay prisa". Lo que sí está prefijado es la licitación de las obras de la Ciudad de la Justicia, que saldrá en las próximas semanas en tres paquetes por un importe que rondará los 31 millones de euros (más el 18% de IVA). Luego saldrán a concurso las instalaciones por otros 19 millones y las lamas de la fachada por algo más de un millón con el horizonte puesto en estrenar juzgados a finales de 2012. En total, 52.000 metros cuadrados sobre rasante.

Para entonces, la zona de ocio y servicios del parque empresarial funcionará a pleno rendimiento, extendiéndose por los bajos de dos de los edificios reconvertidos en oficinas y los dos macropabellones dedicados en su día al Caribe y a América latina. A estos se sumarán los locales del frente fluvial hasta sumar algo más de 24.000 metros cuadrados.

Etiquetas