Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ZARAGOZA

La DGA invertirá 100.000 euros en los daños del incendio de Zuera

Medio Ambiente retirará la madera quemada y restaurará las zonas afectadas. Ha solicitado al Ministerio la inclusión de estos montes en las ayudas urgentes

El departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón comenzará próximamente a retirar la madera quemada y a restaurar las zonas afectadas por el incendio forestal que arrasó los montes de Zuera y Castejón de Valdejasa, el más grande registrado este verano en España, en el que se quemaron más de 2.000 hectáreas. En concreto, este año invertirá más de 100.000 euros en el plan de restauración de la zona.

Los trabajos comenzarán con actuaciones para evitar daños a la masa forestal superviviente, con la corta y extracción de la madera quemada, clareo de las masas circundantes de densidad excesiva, creación de cortafuegos y mejora de infraestructuras de prevención de incendios forestales como depósitos de agua y caminos.

Medio Ambiente destinará unos 100.000 euros en este plan de restauración que ha explicado el director general de Gestión Forestal, Alberto Contreras, a los alcaldes de Zuera y Castejón de Valdejasa (José Manuel Larqué y Avelino Bonet, respectivamente), con los que se reunió ayer para informarles sobre las principales líneas de actuación.

El fuego, que se declaró el día 5 de agosto, afectó principalmente a los términos municipales de Zuera y Castejón de Valdejasa, y en menor medida a los de Zaragoza (terrenos del centro de adiestramiento del Ejército de Tierra de San Gregorio) y Tauste. Contreras explicó a los alcaldes que el siniestro se ha incluido en el Plan de Recuperación de Zonas Afectadas por Grandes Incendios Forestales que tiene en marcha el departamento de Medio Ambiente.

También se ha solicitado por escrito al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino la inclusión de la zona afectada por las llamas en Castejón de Valdejasa y Zuera en la línea de ayudas para medidas urgentes por grandes incendios.

El origen de las llamas

Un accidente de tráfico fue la mecha de un incendio que en apenas unas horas arrasó una gran superficie de masa forestal. El coche, que se salió de la vía y chocó contra un pino, ardió y, enseguida, el fuego subió a las copas, por lo que fue muy complicado controlarlo. En total, se quemaron 2.133 hectáreas forestales, 1.911 de ellas de superficie arbolada.

En las tareas de extinción, que se prolongaron más de una semana, participaron más de 800 personas, una buena parte de ellas militares integrantes de la Unidad Militar de Emergencias (UME), numerosos vehículos terrestres y una veintena de aviones y helicópteros.

Etiquetas