Despliega el menú
Aragón

DEPENDENCIA

La DGA forma a 62 especialistas para apoyar a un millar de cuidadores

El año que viene se quieren poner en marcha 81 grupos socioterapéuticos, 39 en Zaragoza, 27 en Huesca y 15 en Teruel. Los participantes aprenden a identificar sus sentimientos y necesidades ante el problema.

Atender enfermos, enferma. Al lado de cada persona dependiente, suele haber un cuidador no profesional entregado en cuerpo y alma, que en el 85% de los casos es una mujer que dedica a esta labor una media de más de 60 horas a la semana. En la comunidad hay actualmente alrededor de 3.000 personas que cobran una prestación económica como cuidadores familiares de grandes dependientes y dependientes severos, aunque el número total de aragoneses que viven este drama, muchas veces oculto, no se puede cifrar.

Para paliar esa soledad que padecen, el departamento de Servicios Sociales y Familia del Gobierno aragonés ha decidido impulsar el programa de apoyo al cuidador no profesional, mediante terapia de grupo, que se pondrá en marcha a principios del año que viene y que beneficiará en una primera fase a unas mil personas.

A lo largo de 2009 se espera que estén funcionando 39 grupos en Zaragoza, 27 en Huesca y 15 en Teruel que llegarán a todas las comarcas, según explica el jefe del servicio de prestaciones económicas, planes y programas del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Eduardo Traez. Para estar al frente de las actividades se contará con 30 técnicos en la provincia zaragozana, 17 en la turolense y 15 en la oscense.

Los profesionales, que se van a formar en este último trimestre del año con un plan de seis sesiones, son personal del propio IASS, tanto trabajadores sociales como diplomados en enfermería, asistentes técnico sanitarios, terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas. "Son trabajadores nuestros, a los que les va a suponer un esfuerzo, pero también es una manera de potenciar nuestra profesión y hacer una labor más creativa, porque ningún grupo será igual", apunta Eduardo Traez.

En principio, el programa se lanzará en todos los hogares de personas mayores, centros de día y residencias dependientes del IASS, además de contar con la colaboración de alguna entidad privada para poder abarcar el territorio al completo. Se incorporará a la cartera de servicios del Sistema Aragonés de Dependencia.

La iniciativa pionera en España ya tiene su recorrido. Nació en 1996 en el Hogar de Mayores de Balsas, en Zaragoza, y a partir de 2003 se extendió a otros establecimientos de la red. "Unos con otros nos vamos haciendo más fuertes. Entre nosotros se comentan cosas que te ayudan a ir defendiéndote. No te puedes quedar metido en un sitio. ¿Quién va a quedar si caemos y faltamos nosotros?". Así habla Constantino Méndez, un zaragozano de 73 años que protagoniza un vídeo rodado por el Gobierno aragonés con algunos de los participantes en los grupos de apoyo.

A lo largo de diez reuniones de dos horas, con periodicidad semanal o mensual, se les ayudará a identificar sus sentimientos y necesidades, a sobrellevar el problema y mejorar su autoestima.

Etiquetas