Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DINERO

La DGA finiquita con Madrid el pacto de las mermas en el que pierde 300 millones

El PP y CHA exigen las tasaciones y aclaraciones de la situación de Expo Empresarial y Larraz elude dar detalles.

El presidente Iglesias y el consejero Larraz, en las Cortes de Aragón
El presidente Iglesias y el consejero Larraz, en un momento del pleno de ayer
PEDRO ETURA/A PHOTO AGENCY

Ya no hay vuelta atrás. El Gobierno de Aragón y Madrid han finiquitado prácticamente ya todo el acuerdo de las mermas tributarias por el que Aragón perdona otros 300 millones de los 700 reclamados, tal y como reflejan las valoraciones del Consejo de Estado. La DGA, en cambio, cifra el pacto en 500 millones. Faltará cerrar el traspaso de los parques de maquinaria para el que hay un año. Según informó ayer el consejero de Economía y Hacienda, Alberto Larraz, en una comparecencia solicitada por el PP, ya se han comenzado a inscribir en el registro los edificios traspasados, entre los que se incluyen La Caridad o el pueblo de Búbal que plantean dudas sobre la propiedad.

El diputado del PP Pedro Navarro intentó, sin éxito, que Larraz concretase las tasaciones y los créditos que arrastran los activos y aclarase exactamente en qué situación se encuentra el parque empresarial de la Expo, si acumula deudas y cuál es el estado de la venta de los edificios tras el fracaso de varias operaciones. “Tiene la oportunidad de demostrar que este es un excelente acuerdo”, le invitó Navarro, que le recriminó el “pésimo y lesivo pacto”. Y denunció:“Un acuerdo que acaba con 89 millones donde debía haber 700, para el consejero es excelente”.

Larraz le reprochó que “hace las cuentas del gran capitán” y se negó a dar las tasaciones a la oposción y especialmente al PP. Es más, llegó a preguntarse porqué tiene que dárselas. “Va a estar pidiéndolas hasta mayo”, dijo Larraz, que consideró esta solicitud “una pataleta”. Respecto al acuerdo, siguió defendiendo que es “excelente y magnífico”.

En una intervención algo confusa, el consejero no dejó claro si había o no deudas en la Expo (luego aclaró a los medios que había solicitado un crédito de 30 millones para hacer las obras de reconversión) ni cuál era la tasación actual del parque empresarial. Solo aseguró que el plan de negocio se prolongará hasta 2017 y que entonces, se disolverá la sociedad. “El resultado positivo de tesorería permitirá liquidarla libre de deudas y con todos los activos libres de cargas”, aseguró Larraz, que afirmó que la administración no tendrá que aportar nada.

Por su parte, Chesús Bernal (CHA) tildó de “mal negocio” el acuerdo y aseguró que si no se entregan los informes “habrá consecuencias políticas”. Adolfo Barrena (IU) criticó que se haya retirado el litigio de las mermas.

Etiquetas