Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

"AUSTERIDAD" ANTE LA CRISIS

La DGA se escuda en el PAR para no congelar los sueldos de sus altos cargos

La Ejecutiva federal del PSOE pide a sus barones que den "ejemplo de austeridad". El Ejecutivo aragonés "respeta" la petición y asegura que más adelante tomará medidas, pero argumenta que es una coalición.

La Ejecutiva Federal del PSOE ha solicitado a Marcelino Iglesias, al resto de sus barones regionales y a sus principales alcaldes que promuevan la congelación de sueldos públicos y reduzcan la burocracia de sus respectivas administraciones. El motivo es impulsar con el ejemplo propio la "austeridad" que va a imponer el Gobierno central a los Ayuntamientos a través de los Presupuestos Generales del Estado. En Aragón, las medidas a tomar tendrían que pasar por una congelación de los sueldos de sus altos cargos (tanto del Gobierno como de las empresas públicas) y por una reducción del número de consejerías en la DGA.

Fuentes de Presidencia de la DGA se desmarcaron temporalmente de la propuesta argumentando que ellos "respetan cualquier pronunciamiento político del PSOE", pero que son un gobierno de coalición en el que se toman las decisiones de forma colegiada. Es decir, si no son obligados, no tienen ninguna intención de manera inmediata de anunciar medidas similares a las de otras comunidades autónomas controladas por el PSOE, como Castilla-La Mancha.

El presidente de ese Gobierno autonómico, José María Barreda, además de congelarse el sueldo, ha reducido en 4 el número de consejerías. Igual hizo la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, antes del verano. Hay que decir que tanto el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, como su vicepresidente, José Ángel Biel, han sido preguntados en meses anteriores sobre si iban a congelarse sus sueldos ante la crisis. En ambos casos evitaron dar una respuesta afirmativa. Incluso, desde la DGA se llegó a cuestionar la efectividad de la medida al asegurar que supondría un ahorro de 400.000 euros, lo que -argumentaron- "no es una cantidad importante".

Para el debate de la Comunidad

Desde la DGA se señaló ayer que las medidas para hacer frente a la crisis económica que está estudiando el Gobierno PSOE-PAR se anunciarán a partir del debate sobre el estado de la comunidad, que parece que será la última semana de septiembre. Estos acuerdos se plasmarán en el proyecto de Presupuestos.

Aunque el equipo de Iglesias se escude en que son una coalición, todo indica que no podrán evadirse de las palabras del vicesecretario general del PSOE federal, José Blanco, en las que exige gestos públicos. "El objetivo es implementar los mayores niveles de austeridad en los presupuestos autonómicos y locales, pasando por medidas como congelar sueldos de altos cargos, las retribuciones de diputados, concejales, etc.", explicó ayer Blanco tras la celebración de la Ejecutiva federal. Con estas medidas, la dirección del PSOE pretende que sus dirigentes locales y regionales contribuyan "desde el primer día al esfuerzo con el ejemplo".

El problema que hay en Aragón, además de las reticencias que pueda haber entre los altos cargos para no incrementarse en sus sueldos de 2009 al menos el IPC, es que tienen que repartirse las consejerías entre dos partidos. Es decir, que si el PSOE aragonés acepta la petición de Blanco y limita el gasto en altos cargos en la parte que controla de la DGA, esto debería ir acompañado también por un gesto similar en la parte del PAR. En estos momentos, la DGA cuenta con 13 departamentos diferentes, contando con la presidencia (9 controlados por el PSOE y 4 por el PAR).

Según explicaron fuentes socialistas, tendría sentido equiparar en parte la estructura de la DGA a la del nuevo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En este, la principal novedad es que se fusionaron las áreas de Medio Ambiente y Agricultura. Algún Gobierno autonómico ya ha tomado esta medida.

Fusionar consejerías

Sin embargo, las mismas fuentes del PSOE aragonés admiten que, a pesar de ser una medida que podría dar buen resultado, es de difícil aplicación, una vez que ni el PAR está dispuesto a dejar el control sobre la consejería de Medio Ambiente ni el PSOE a dejarlo sobre la de Agricultura.

Pero hay también otras posibilidades. Por ejemplo, en el caso de Castilla-La Mancha se ha optado por fusionar cuatro consejerías en dos. Por un lado, se han unido Medio Ambiente e Industria. La otra unión ha sido Salud con Servicios Sociales. El esquema aprobado por el dirigente manchego -que es además el presidente del comité territorial del PSOE, órgano en el que también está Marcelino Iglesias- sí tendría más fácil traslación en el caso de Aragón al no generar desequilibrios internos en la coalición.

Etiquetas