Aragón

PRESUPUESTOS

La DGA dejará de cubrir las vacantes para reducir el gasto de personal

Los presupuestos de 2010 prevén una reducción de este capítulo. Los salarios solo subirán un 0,3%, como ha fijado el Estado

El consejero de Economía y Hacienda, Alberto Larraz, en un pleno de las Cortes.
La DGA dejará de cubrir las vacantes para reducir el gasto de personal
josé miguel marco

Ni se cubrirán las vacantes ni se subirá el salario a los funcionarios más allá de lo establecido por el acuerdo entre sindicatos y Estado que se firmó ayer, esto es, un 0,3%. Estas son dos de las medidas que el Departamento de Economía y Hacienda tiene previsto aplicar en los presupuestos del próximo año, que se encuentran en pleno proceso de elaboración. Unas cuentas de contención, que se verán recortadas en torno al 5%.

 

Aunque todavía no se han cerrado las cifras globales, el consejero de Economía y Hacienda, Alberto Larraz, trabaja con unas premisas claras: reducir al máximo el gasto corriente y de personal y priorizar las inversiones. Y para eso, pide un esfuerzo a todos los departamentos, instituciones y entidades vinculadas a las cuentas de la Comunidad aragonesa.

 

En el capítulo 1, el de gasto de personal, se está recortando el máximo posible y la previsión es dejarlo por debajo de las cifras de 2009. Para conseguirlo, está previsto que todas las vacantes que existan actualmente y que se vayan generando en el próximo año no se cubran y se declaren no dotadas de crédito. Solo en 2008 había una previsión de que se registraran unas 150 jubilaciones. Pero a esto habrá que sumar los traslados de puestos por concurso, las bajas, el personal laboral... No obstante, este recorte no afectará a los puestos que queden libres en servicios sociales, sanidad o educación. Todos estos se cubrirán.

 

Con esto se conseguirá un ahorro, pero también con los sueldos. Los funcionarios incrementarán su retribución el próximo año un 0,3%, lo acordado ayer entre los sindicatos y el Gobierno central en el marco del diálogo social. No habrá más subida. El pacto nacional, no obstante, prevé una cláusula sobre revisión salarial que incluye compensaciones en los presupuestos de 2012 frente "a la pérdida del poder adquisitivo de las empleadas y empleados públicos que pudieran producirse durante la vigencia del presente acuerdo" respecto a la inflación.

Médidas drásticas

También Larraz utilizará la tijera en los capítulos de gasto corriente y lo hará sin miramientos en todos los departamentos. Solo se respetará el gasto social y asistencial. En el resto, se aplicarán medidas muy restrictivas. "Pido el máximo esfuerzo en recortar el gasto corriente a todas las entidades, desde la Universidad hasta la más humilde fundación", señaló el consejero de Economía del Gobierno de Aragón.

 

El capítulo de inversión es el que se intentará mantener en lo máximo posible. Se retirarán los restos de las inversiones de la Expo y se continuarán los plurianuales. Respecto a los nuevos proyectos -Larraz no quiso adelantar cuáles serán- dejó claro que se priorizarán aquellos más productivos y que generen empleo.

 

Respecto al sistema fiscal, no está previsto ninguna subida de impuestos -"más allá de detalles", según Larraz-.Pero para contrarrestar la fuerte caída de ingresos por recaudación, Aragón se verá obligado a recurrir a la deuda. El nivel de endeudamiento que va a tener que asumir la Comunidad llegará al 5,8% o 5,9% del Producto Interior Bruto (PIB), una cifra sensiblemente superior al 4,8% contabilizado en el primer trimestre de 2009 y por debajo de las que arrojan las cuentas de otros territorios.

 

No en vano, la deuda acumulada del Gobierno crecerá en 2010 casi un 50%. Y lo hará aumentando el capítulo de ingresos con 800 millones de euros en préstamos para compensar la fuerte caída por la crisis. Esta circunstancia, además, provocará que por primera vez, Aragón cierre este ejercicio con déficit.

 

Está previsto que el Presupuesto de 2010 esté en vigor el 1 de enero. No obstante, las negociaciones se prevén largas y arduas, primero con el socio de gobierno, el PAR, y después con la oposición. Los aragonesistas tienen en su lista una serie de prioridades y objetivos irrenunciables como la construcción del nuevo campo de fútbol, que los socialistas deberán analizar.

 

El consejero Larraz sí admitió que el anteproyecto que llegue al Consejo de Gobierno lo hará con retraso respecto a otros años. Posiblemente, a finales de octubre.

Etiquetas