Aragón
Suscríbete

Primera reunión

La DGA y el Ayuntamiento de Zaragoza se comprometen a resolver cuestiones pendientes

El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, y el consejero aragonés de Presidencia, Roberto Bermúdez de Castro, quieren marcar una línea de trabajo para resolver asuntos relacionados con educación, sanidad y asuntos Sociales.

El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, y el consejero aragonés de Presidencia, Roberto Bermúdez de Castro, han mantenido este jueves la primera reunión de la legislatura en la que han marcado una línea de trabajo con el compromiso de resolver asuntos pendientes en educación, sanidad o asuntos Sociales.

En declaraciones a los medios de comunicación al término del encuentro, el consejero de Presidencia ha destacado el buen talante de ambas partes para llegar a acuerdos con el objetivo de que la ciudadanía no se sienta perjudicada "porque el Ayuntamiento sea de un color y el Gobierno de Aragón de otro".

Entre las cuestiones más inmediatas, Bermúdez de Castro ha anunciado que mañana comenzarán las reuniones entre responsables en materia de Educación de ambas administraciones para llegar a un acuerdo sobre las becas escolares.

También empezarán mañana reuniones técnicas para llegar a un acuerdo en el canon de saneamiento que la ciudad debe pagar al Gobierno autonómico y para lo que, ha recordado, hay un plazo de año y medio.

En materia económica, no se ha hablado ni de financiación ni de competencias impropias pero el consejero ha informado de que se ha acordado hacer un listado de pagos pendientes entre ambas partes.

"Son dos administraciones grandes con muchos pagos pendientes cruzados" ha precisado el consejero, quien ha avanzado que se elaborará un catálogo con esas deudas.

Bermúdez de Castro tampoco ha concretado las transferencias que el Gobierno de Aragón destinará al Ayuntamiento de Zaragoza en los próximos presupuestos, ya que no se sabrá hasta que esté elaborada la auditoría sobre las cuentas de la Comunidad Autónoma.

En la reunión también se ha hablado sobre la Ley de Capitalidad, un proyecto que se quiere zanjar en esta legislatura pero ha manifestado sus dudas de que para antes de fin de año se pueda tener elaborado un borrador.

Lo que no parece tener futuro es la presencia de Ryanair en el Aeropuerto de Zaragoza ya que el Ayuntamiento ya ha anunciado su intención de no aportar más subvenciones a la compañía.

Por parte del Gobierno de Aragón la intención es cumplir el actual convenio y una vez que concluya retomar las negociaciones para ver "hasta que punto" las administraciones se comprometen en la continuidad de Ryanair que "hoy por hoy no se puede garantizar".

En este sentido, el consejero de Presidencia ha reiterado que el Gobierno autonómico no podría asumir en solitario los cuatro millones de euros de subvención que exige la compañía para su continuidad en Zaragoza.

En la reunión se han dejado "para más adelante" asuntos "más complicados" como la sociedad Zaragoza Alta Velocidad o la Plataforma Logística.

Etiquetas