Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DEUDA AUTONÓMICA

La DGA actualizará la deuda que el Estado tiene con Aragón para iniciar "la discusión final"

La última previsión, de 2007, la cifró en 592 millones. Ahora rondaría los 700. Larraz y Ocaña se entrevistan mañana en Madrid.

Larraz y Ocaña se saludan antes de la comisión mixta de junio
La DGA actualizará la deuda que el Estado tiene con Aragón para iniciar "la discusión final"
E. CIDONCHA

El Ejecutivo autonómico actualizará en los "próximos días" la cifra de la deuda que el Estado tiene con Aragón por las llamadas mermas tributarias para emprender la "discusión final" con el Gobierno central. Después de que José Luis Rodríguez Zapatero se comprometiera el lunes con el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, a buscar una solución de forma paralela, aunque ajena, al debate de la financiación, la DGA quiere tomarle la palabra y acelerar las negociaciones para intentar dar con una salida al contencioso, si es posible, antes del verano.

Y lo primero es poner una cifra real sobre la mesa. En julio de 2004, cuando Iglesias comenzó a pelear oficialmente con el Ejecutivo de Zapatero por esta cuestión, la cantidad que se reclamaba era de 340 millones. Desde entonces, y tras más de cuatro años de desencuentros entre ambas Administraciones, la cifra no ha dejado de crecer.

De hecho, la última cuantificación oficial que efectuó el Departamento de Economía data de octubre de 2007. Se hizo con motivo del recurso que la DGA interpuso ante las tribunales ante la falta de avances en las conversaciones. Entonces, el consejero de la materia, Alberto Larraz, cifró la deuda en 592 millones. De acuerdo a esa progresión, y aunque el Ejecutivo autonómico no se atreve todavía a avanzar ninguna cifra, el agravio por las denominadas mermas tributarias podría rondar ya, en este inicio de año, los 700 millones de euros.

De esta cifra y de la hoja de ruta para concretar su pago, podrían hablar mañana en Madrid el consejero Larraz y el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña. Ambos se entrevistarán, una vez más, para tratar de avanzar en el nuevo modelo de financiación autonómica y aunque el tema de la deuda tributaria no estará en la agenda oficial del encuentro, es lógico que dialoguen sobre el asunto.

Aunque ninguna de las partes quiere avanzar ningún dato sobre la fórmula que se está debatiendo -transferencia directa, una gran infraestructura o una mezcla de las dos - ambas aseguran que está "meridianamente claro por dónde puede ir". Ambas se han emplazado a hacer sus respectivas propuestas y la solución final se abordará, en todo caso, en la comisión mixta de asuntos económicos y financieros.

Etiquetas