Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

DÍA DE LA SALUD MENTAL

La demanda de antidepresivos aumenta un 30% en cinco años

Unos 120 millones de personas en el mundo sufren depresión, 25 millones esquizofrenia y 90 millones abusan de sustancias como el alcohol y las drogas.

Fármacos
Fármacos

La presidenta de la Sociedad Aragonesa y Riojana de Psiquiatría, Isabel Irogoyen, ha señalado que la demanda de antidepresivos ha aumentado un 30 por ciento en cinco años, aunque en la mitad de los casos el paciente no cumple los requisitos y solo busca una "respuesta inmediata" a su malestar.

Así lo ha indicado Irogoyen en una conferencia de prensa en Zaragoza con motivo de la celebración, este lunes, del Día de la Salud Mental, en la que además se ha leído un manifiesto elaborado por la asociación con el que se pretende concienciar a todos de que con "gestos cotidianos" es posible incrementar la salud mental de cualquier persona.

Aunque no ha dado datos concretos de la Comunidad aragonesa, sí ha facilitado algunas cifras que invitan al ciudadano a reflexionar sobre la importancia de prestar una mayor atención a las enfermedades mentales, que "siguen siendo vistas y consideradas con prejuicios y rechazo".

Así, 120 millones de personas en el mundo sufren depresión, 25 millones esquizofrenia y 90 millones abusan de sustancias como el alcohol y las drogas, mientras que el número de suicidios se ha incrementado un 60 por ciento, hasta llegar al millón, sobre todo entre jóvenes con edades comprendidas entre 12 y 30 años.

En esta franja de edad, el suicidio es la segunda causa de muerte, ha dicho Irogoyen, quien ha considerado que ese aumento se ha producido sobre todo en países desarrollados y muy rígidos -como Japón, donde las cifras son "alarmantes"-, quizá por "la falta de tolerancia al sufrimiento".

También ha relacionado este hecho con el aumento de consumo de cannabis entre los jóvenes, que provoca cuadros psicóticos, alucinaciones o ideas delirantes y "a veces se quedan de manera perpetua", así como "síndrome amotivacional", que se traduce en "apatía extrema" y "falta de motivación" y tiene "difícil tratamiento".

Más vulnerables

Y es que los adolescentes, los niños y las personas mayores son grupos especialmente vulnerables a las enfermedades mentales, por lo que se debe insistir en su detección, ha dicho Irogoyen, quien ha comentado que el consumo de antidepresivos ha aumentado un 30 por ciento en cinco años.

A su juicio, en la mitad de los casos el paciente no cumple los requisitos para ser diagnosticados como depresivos y sólo buscan una "respuesta inmediata" a su malestar, por lo que es necesario un cambio en el modelo sanitario que deben comenzar los propios profesionales.

Otra de las cuestiones a las que se ha referido la psiquiatra -y que también se incluye en el manifiesto- ha sido la revolución tecnológica que ha habido en España y que ha favorecido el acceso a herramientas altamente tecnificadas, cuya utilización incontrolada e indiscriminada puede ser un peligro para la salud psíquica, especialmente en edades tempranas.

Ante esta situación, la Sociedad Aragonesa y Riojana de Psiquiatría ha pedido una "mayor sensibilidad" al Gobierno autonómico con la salud mental, sobre todo teniendo en cuenta que Aragón está en "inferioridad de condiciones" respecto a otras comunidades y otros países, tanto en ratios de psiquiatra como en unidades asistenciales.

Irogoyen ha reconocido que a día de hoy, como consecuencia de la crisis económica, no se han notado grandes recortes en la parte sanitaria, pero ha remarcado que quedan muchas cosas por hacer.

Por ejemplo, no hay una unidad de hospitalización psiquiátrica infantojuvenil en todo Aragón y los niños ingresan con los adultos; debería haber seis hospitales de día y solo hay dos, y los equipos de salud mental continúan teniendo mucha carencia de medios.

"La situación que anticipamos no es buena", ha dicho Irogoyen, al tiempo que ha afirmado que el plan de salud mental 2002-2010, aprobado en las Cortes de Aragón por todos los grupos, "no se ha cumplido".

Etiquetas