Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ALERTA EN ZARAGOZA

La CHE rebaja las previsiones de la crecida del Ebro

Prevé que llegue el viernes y que alcance entre 1.350 y 1.550 metros cúbicos por segundo. El Gobierno de Aragón ha activado la fase de preemergencia del Plan Especial de Protección Civil ante posibles inundaciones.

La crecida llega poco a poco a Zaragoza
La CHE rebaja las previsiones de la crecida del Ebro
EFE

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) prevé que la crecida del Ebro llegue a Zaragoza el viernes y que alcance entre 1.350 y 1.550 metros cúbicos por segundo, menos que los inicialmente previstos, de entre 1.600 y 1.800 m3/s.

Según ha informado la CHE, el caudal máximo que se espera en Castejón (Navarra) se sitúa en torno a 1.600 metros cúbicos por segundo para esta tarde y entre 1.350-1.550 en Zaragoza el viernes.

La Confederación Hidrológica del Ebro ha actualizado sus previsiones de caudales para el eje del Ebro con los datos registrados en los afluentes de cabecera y los ríos navarros de la margen izquierda que indican que el máximo caudal previsto para Logroño se situará en el entorno de los 1.000 metros cúbicos por segundo a primeras horas de la tarde.

Las previsiones en Castejón (Navarra) se sitúan en torno a los 1.600 metros cúbicos por segundo a lo largo de esta tarde, mientras que para Zaragoza, el viernes, se registrará un máximo previsto entre 1.350-1.550 m3/s.

Según la CHE, en la cabecera del Ebro y en los afluentes de la margen izquierda en Navarra los caudales están estabilizados con tendencias descendentes.

En estas cuencas, donde la pluviometría del lunes y el martes causó crecidas generalizadas, se han registrado ya sus valores máximos y presentan una tendencia descendente.

Así, en Miranda de Ebro, el caudal máximo ha sido de 600 m3/s la pasada madrugada, mientras que en el río Arga, en su desembocadura, el máximo caudal registrado ha sido de 722 m3/s esta mañana.

La cuenca del Zadorra, en la desembocadura del río, también ha alcanzado los caudales máximos de este episodio, cercanos a los 390 m3/s, esta madrugada.

El embalse de Ullívarri mantuvo a lo largo de la jornada de ayer un desembalse controlado de 30 m3/s, y una vez se registraron aguas abajo los caudales máximos de este episodio el desembalse se elevó, de acuerdo con la curva de explotación, a 45 m3/s durante la tarde-noche de este martes.

De esta forma, el sistema Ullívarri-Urrúnaga ha permitido la laminación de hasta 300 m3/s durante ese episodio.

En los momentos de mayor caudal en la cuenca del Zadorra, las entradas al embalse de Ullívarri llegaron a los 180 m3/s y las de Urrúnaga hasta 170 m3/s, y sin embargo se mantuvo una salida constante al Zadorra de 30 m3/s.

Además, el sistema formado por estos dos embalses cerró durante más de cinco horas la turbinación desde la central de Barazar (embalse de Urrúnaga), que deriva caudales al río Arratia (en la cuenca del Nervión), una medida con la que se alivió el episodio de crecida de este río, perteneciente a las Cuencas del Norte.

 

Fase de preemergencia

 

El Gobierno de Aragón ha activado la fase de preemergencia del Plan Especial de Protección Civil de Emergencias ante Inundaciones ante la posibilidad de una evolución desfavorable de la crecida del Ebro.

Durante esta fase se realiza, desde la Dirección General de Interior, el seguimiento de los sucesos que se van produciendo con objeto de realizar un análisis de las distintas evoluciones, informan fuentes del Gobierno de Aragón en una nota de prensa.

Además, se pone en marcha y se intensifica la cadena de comunicación con los diversos organismos y servicios implicados en los sistemas de previsión y alerta, como la Agencia Estatal de Meteorología o la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Por otro lado, se avisa de la situación existente a la estructura de recursos humanos y materiales para responder de manera coordinada y rápida ante la emergencia que se pudiera ocasionar.

Es lo que se ha hecho con la agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de la Ribera Baja, Ribera Alta, Fuentes de Ebro y de la Margen Izquierda del Ebro, zonas susceptibles de verse afectadas ante una crecida del Ebro, junto con el grupo de trabajadores sociales, entre otros efectivos.

Desde la Dirección General de Interior se ha recomendado retirar enseres, vehículos y animales de granja de las inmediaciones de las zonas susceptibles de verse anegadas en caso de inundaciones, y alejarse de las riberas del río y barrancos, así como no permanecer en los puentes como medida de precaución.

El Plan especial de Protección Civil ante Inundaciones en la Comunidad Autónoma de Aragón tiene por objeto establecer la organización y los procedimientos de actuación de los recursos y servicios públicos o privados para hacer frente a las emergencias por riesgo de inundaciones, provocadas bien por precipitaciones, por avenidas extraordinarias de ríos o por rotura de presas, dentro del ámbito territorial de Aragón.

Para ello se analizan y clasifican los daños, se establece una estructura de operatividad y unos procedimientos de actuación y se cuantifican los medios y recursos disponibles de manera que, en el caso de ocurrir unas inundaciones, haya una actuación rápida, una coordinación eficaz, una minimización de los daños y un aumento de la seguridad ciudadana.

Este Plan regula la actuación de los diferentes elementos de la estructura operativa establecida en función de cada una de las fases y situaciones de emergencia que se activen.

Etiquetas