Aragón
Suscríbete por 1€

LA DGA NO DA "UN NO TAJANTE"

La CHE cree que la petición catalana de trasvases encaja en el Plan Hidrológico de la Cuenca

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Rafael Romeo, ha dicho hoy que la petición catalana para abastecer a cuatro municipios ubicados fuera de la cuenca del Ebro "no es incompatible" con el Plan Hidrológico de la Cuenca.

Este es la consideración "técnica" que hace el organismo de cuenca acerca de la petición cursada por la Agencia Catalana del Agua (ACA) al Ministerio de Medio Ambiente, con la que solicita una trasferencia de agua de hasta un hectómetro cúbico desde la cuenca del Ebro a las cuencas internas de Cataluña para los municipios de Forés, Montmarey, Les Piles y Santa Coloma de Queralt, dentro de un proyecto general de abastecimiento de 43 municipios.

Romeo, quien ha presidido hoy la reunión ordinaria de la Junta de Gobierno del organismo, ha explicado después a los medios de comunicación que el Ministerio ha pedido un informe técnico a la CHE sobre, exclusivamente, si la petición de la Generalitat es compatible con el contenido del Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro en cuanto a disponibilidad de agua.

La CHE estima que si finalmente el Ministerio autorizase la petición, "en ningún momento se entraría en contradicción" con lo que establece este plan de cuenca.

La DGA, "sensible"

Sobre este asunto, que ha conocido hoy la Junta de Gobierno al estar incluido en el orden del día, el consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, ha lamentado que la

ACA no haya presentado un estudio de necesidades ni de alternativas, y sin esos datos, "no se puede tomar una decisión con solvencia".

A pesar de ello, ha recordado que es el Gobierno de Aragón el que debe de tomar una decisión colegiada, en cumplimiento del Estatuto de Autonomía, que fija que ante cualquier propuesta de trasvase del Ebro es preceptivo un informe, no vinculante, del Ejecutivo autonómico.

Su postura será la que se adopte en el Consejo de Gobierno, ha precisado Boné, quien sin embargo ha dicho que sería "inadmisible" una transferencia de caudales permanente, y que si ésta se autoriza, después de conocer en profundidad los motivos, deberá incorporar "mecanismos de control" y garantías de que es "reversible" hasta que los cuatro municipios afectados resuelvan sus problemas de abastecimiento de boca.

De momento, el Ejecutivo aragonés, ha recalcado, "no dice un no tajante" y es "sensible" a los problemas de abastecimiento de agua de boca, pero ha insistido en que con la información de la que se dispone hasta ahora no es justificable.

También ha añadido que los problemas de abastecimiento deben de resolverse con recursos de las propias cuencas, y ha recordado que anualmente una cincuentena de municipios aragoneses deben de ser abastecidos, en verano, con camiones cisterna.

En cuanto a la posición del resto de integrantes de la Junta de Gobierno, Boné ha explicado que el proyecto sólo ha recibido el apoyo expreso de los representantes catalanes, valencianos y vascos, mientras que el de los riojanos ha sido un sí condicionado ante la lentitud, han dicho, con la que se acometen los problemas de abastecimiento en La Rioja.

En este sentido, Romeo ha explicado que la CHE ha cumplido con el trámite de informar a la Junta de Gobierno y que ahora enviará al ministerio el acta de la reunión de hoy, con la opinión de quien ha querido expresarla, y será éste quien tome una decisión en función de lo que le traslade éste órgano y su homónimo de las Cuencas Internas de Cataluña.


Etiquetas