Despliega el menú
Aragón

TEMPORAL EN ARAGÓN

La caída de tres aludes en la vertiente francesa obliga a cortar el túnel de Bielsa

Tres quitanieves intentaron abrir el paso hasta última hora pero desistieron porque había riesgo de nuevas avalanchas y seguía nevando.

La caída de tres aludes en la vertiente francesa obligó ayer a cerrar al tráfico el túnel de Bielsa. Tres máquinas quitanieves se afanaron durante todo el día, incluso con luz artificial, para intentar despejar la vía pero a última hora desistieron y prefirieron aplazar las labores de limpieza hasta hoy ya que seguía nevando copiosamente y existía riesgo de nuevas avalanchas.

Fuentes del Gobierno de Aragón aseguraron a este respecto que el túnel seguirá cerrado al menos hoy por la mañana. Tal es la cantidad de nieve acumulada en las laderas que las autoridades del departamento francés de Altos Pirineos barajan incluso la posibilidad de llevar a cabo hoy explosiones controladas en algunos puntos de la montaña para provocar la caída de la nieve y evitar así que haya aludes mientras trabajen las máquinas quitanieves.

Las avalanchas se produjeron a primera hora de la mañana en un tramo de unos 2 kilómetros de la parte francesa, desde la boca del paso hasta la primera visera antialudes, según informaron fuentes del consorcio hispano-francés encargado del mantenimiento del túnel de Bielsa-Aragnouet.

De madrugada, el vigilante de guardia del túnel ya alertó de que empezaba a nevar en la parte francesa y envió dos máquinas para la limpieza del firme. Sobre las 5.30, se puso el aviso de cadenas obligatorias para acceder a Francia. Sin embargo, sobre las 7.30 cayó un primer alud, seguido de otros dos más. Los deslizamientos de nieve no causaron daños pero cortaron la calzada al acumularse un espesor de 2,5 metros de altura que taponaba el ancho de la vía.

"Preveíamos lluvia, no nieve"

Los preparativos con los cañones antialudes que se realizaron hace unos días no pudieron evitar los deslizamientos ya que no había alerta de nieve. "Las previsiones eran de lluvia pero no de nieve", manifestó Patrick Personna, director del consorcio, quien aseguró al respecto que el último parte del instituto meteorológico francés hablaba de 50 centímetros a una cota de 1.800 metros.

Las labores se vieron dificultadas, además, "porque la maquinaria se ha quedado al otro lado y no puede volver, por lo que hemos pedido un quitanieves que trabaja desde la parte francesa hacia donde se encuentran los cortes y mientras las palas están trabajando desde el túnel hasta los puntos de los deslizamientos".

Así, sobre las 14.00, un quitanieves salió desde la antigua aduana española para limpiar la carretera, que estaba impracticable. "Es una nieve como de primavera, con mucha agua, y a pesar de haber vigilado en 4 o 5 horas ha cuajado dificultando el tránsito", resumió.

"Tenemos todos los medios trabajando para restablecer cuanto antes la circulación, aunque es muy difícil que se pueda abrir el túnel, veremos cómo esta mañana (por hoy)", concluyó.

Cadenas en Portalet

La nieve afectó a otros puntos del Pirineo oscense como el puerto del Portalet (A-136), en el Alto Gállego, donde fue necesario el uso de cadenas hasta el mediodía.

Donde no hubo problemas de vialidad fue en los Llanos del Hospital de Benasque, aunque se llegaron a acumular entre 20 y 25 centímetros de espesor. El responsable del centro, Jorge Mayoral, espera ahora que haya heladas en los próximos días "para que se vaya formando una buena base para la pista de esquí de fondo".

La lluvia también fue protagonista de la jornada. Benasque y Torla recogieron unos 40 litros, mientras que en Jaca y Canfranc, por ejemplo, se superaron los 20.

Etiquetas