Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

La adjudicataria del embalse de Mularroya pone vigilancia en las obras

La CHE admite que el incendio de tres máquinas retrasará los trabajos, pero no dice cuánto. La empresa propietaria de los vehículos exige que se detenga a los culpables del sabotaje

La unión temporal de empresas (UTE) adjudicataria de la construcción del embalse de Mularroya ha puesto vigilancia en las obras tras el incendio que el domingo por la mañana inutilizó tres máquinas y dañó una cuarta. Aunque la Guardia Civil continúa con la investigación para aclarar lo sucedido y oficialmente no se ha confirmado que fuera intencionado, tanto la Confederación Hidrográfica del Ebro como la UTE y la empresa propietaria de los vehículos quemados dan por hecho que el fuego fue un sabotaje.

Fuentes de la CHE confirmaron ayer que, desde el pasado domingo, la empresa adjudicataria ha contratado a un vigilante privado para que cuide de la maquinaria por la noche y los fines de semana -durante el día los obreros están trabajando-. No obstante, las mismas fuentes aclararon que de momento es una medida provisional. "Hasta que no se sepa con certeza lo que sucedió no se podrá tomar una decisión definitiva", explicaron.

La Confederación reconoció además que el incendio que inutilizó dos camiones tipo 'dumper' y un rodillo compactador supondrá un retraso en la construcción del embalse, aunque no pudo concretar cuánto se tardará en solucionarlo.

En cuanto a las medidas judiciales, la empresa propietaria de las máquinas, Excavaciones Hermanos Saldaña S.A., presentó el lunes la correspondiente denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Morata de Jalón. La CHE y la UTE adjudicataria, formada por las empresas Acciona y Sacyr, también emprenderán medidas legales, aunque ayer por la mañana todavía no lo habían hecho.

"¿Y quién paga todo esto?"

El gerente de Excavaciones Hermanos Saldaña exigió ayer que se localice a los responsables del más que probable sabotaje para que sean castigados. "¿Y quién va a pagar todo esto? -se preguntó Domingo Saldaña con rabia-. Hemos tenido unas pérdidas de unos 600.000 euros y la empresa tiene que seguir cumpliendo con los trabajadores, con Hacienda, con la Seguridad Social...".

Saldaña calificó de "terroristas" a los responsables del ataque y pidió que "alguien" se haga cargo de los daños. "Si uno está en contra de ese embalse que vaya a los tribunales, pero nosotros solo fuimos ahí a trabajar, a ganarnos la vida y a generar riqueza para Aragón". Según explicó el gerente, Construcciones Hermanos Saldaña es un negocio familiar que emplea a 56 trabajadores y para el que no será fácil recuperarse de este suceso. "Si tuvimos arrestos para crear la empresa tendremos arrestos para salir adelante, pero no va a ser fácil -adelantó-. La CHE ha tenido muy buenas palabras con nosotros, pero lo que necesitamos son hechos".

Etiquetas