Aragón
Suscríbete por 1€

SANIDAD

La adicción al tabaco cuesta 220 millones anuales a la sanidad aragonesa

El coste sanitario del tabaco en Aragón se estima en 220 millones de euros anuales, teniendo en cuenta sólo cinco de las veinticinco enfermedades relacionadas con su consumo, mientras que los tratamientos para dejar de fumar le costarían a la sanidad pública aragonesa entre 1,8 y 2 millones de euros al año.

Así lo ha señalado el portavoz del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), Rodrigo Córdoba, durante una jornada en la que se ha presentado un documento de consenso sobre el tabaquismo en Aragón, en el que se aboga por la financiación de los tratamientos para dejar de fumar, los espacios libres de humo y el aumento de campañas informativas.

El documento, elaborado por un panel de expertos de Aragón y presentado en la sede de las Cortes autonómicas, se enmarca en la campaña "Nuevos aires en el control del tabaquismo", promovida por el CNPT, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y la Coalición de Ciudadanos con Enfermedades Crónicas.

La financiación de los tratamientos de cesación tabáquica, unas terapias de las que se ha demostrado su eficiencia y el ahorro que supondría para el sistema sanitario, es una de las cuestiones que, según Córdoba, deberían ser de acceso universal y correr a cargo de la Administración pública, aunque de manera parcial.

Ha explicado que en función de la experiencia que ha habido en Navarra y en La Rioja de financiación de tratamientos de deshabituación tabáquica, y teniendo en cuenta que la demanda anual nunca ha superado el 5 por ciento de los fumadores, se estima que el coste para la sanidad pública aragonesa se situaría entre 1,8 y 2 millones de euros.

Esta estimación tiene en cuenta que la financiación sería parcial, del 60 por ciento, ya que el 40 por ciento restante debería pagarlo el paciente.

En este sentido, el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, ha señalado que es una cuestión que se tienen que plantear y que, efectivamente, van a asumir un compromiso en los próximos años y poco a poco ampliando el espectro de personas que pudieran ser susceptibles.

Para el director general, que también ha intervenido en la presentación del documento de consenso, el tratamiento de deshabituación tabáquica es un elemento importante, pero al mismo tiempo hay que dar pasos en otros ámbitos, como en la normalización de la red de Atención Primaria, donde se ofrezcan consejos a los fumadores.

Asimismo, ha insistido en que todavía queda "mucho camino por recorrer" para evitar la incorporación de los jóvenes al hábito de fumar, "probablemente porque siguen viendo un reflejo social donde todavía tiene elementos positivos fumar frente a los negativos".

Precisamente, el próximo plan de adicciones de la Comunidad aragonesa, que estará a primeros del próximo año, pondrá un acento especial en trabajar con valores en el ámbito educativo y evitar que los adolescentes comiencen a fumar.

Uno de cada cuatro aragoneses fuma diariamente y el tabaco es responsable directo de cinco muertes diarias en Aragón, según el CNPT, cuyo portavoz ha señalado que un 30 por ciento de las muertes por cánceres están relacionadas con esta adicción, así como el 30 por ciento de los infartos de miocardio.

Pero también el tabaquismo pasivo, que según Córdoba es algo más que una molestia, ya que las mujeres que conviven con fumadores tienen 3,4 veces más riesgo de padecer cáncer de pulmón que las que no conviven con ellos.

En este sentido, ha informado de que el coste sanitario del tabaco en Aragón se estima en 220 millones de euros, el 14 por ciento del presupuesto en sanidad, sólo teniendo en cuenta cinco enfermedades relacionadas con el tabaco, aunque el tabaquismo es responsable de veinticinco dolencias.

Si a este gasto sanitario se le añade el social, por bajas laborales, pérdida de productividad y costes de mantenimiento y limpieza de los lugares donde se fuma, los gastos públicos derivados del tabaco ascenderían a los 580 millones de euros anuales, ha agregado.

Según este médico, por cada euro que se ingresa por impuestos especiales por el tabaco hay dos euros de gasto sanitario y social. "No es sostenible lo que se dice de que el Estado se lucra con el tabaco porque más bien hace un mal negocio", ha agregado.

Además de la petición de financiar los tratamientos, el portavoz del CNPT ha subrayado que se deben lograr espacios públicos totalmente libres de humo, ya que, ha dicho, la contaminación en los locales de hostelería menores de 100 metros cuadrados de Zaragoza es de 10 a 12 veces mayor que en la calle.

Si hubiera en la calle la misma contaminación por partículas presentes en el humo que en los locales "las autoridades recomendarían no salir de casa", ha subrayado.

La campaña "Nuevos aires en el control del tabaquismo" ha llegado hoy a las Cortes de Aragón, donde su presidente, Francisco Pina, y parlamentarios se sometieron a una prueba para medir la concentración del monóxido de carbono en el aire espirado de los pulmones.

Etiquetas