Despliega el menú
Aragón

AGUA

La actuación, aunque no aumenta la concesión de agua, es similar a la del PP

Los técnicos del PSOE no tendrán que darle muchas vueltas a la extensión del minitrasvase de Tarragona hasta Barcelona. Tienen un guión perfecto en el trasvase planificado por el Partido Popular y que Rodríguez Zapatero derogó nada más acceder a la presidencia del Ejecutivo central. La actuación que ayer acordó con la Generalitat es prácticamente la misma que en su día decidió anular. La única diferencia ostensible es la concesión de agua que se plantea, un extremo que, con la obra hecha, siempre se puede alterar.

El macrotrasvase del PP no era solo a Valencia, Murcia y Almería, sino que también incluía la extensión del minitrasvase de Tarragona a Barcelona. En ese proyecto, la concesión de agua se iba a aumentar de 120 a 190 hectómetros cúbicos. El plan, como puede verse en la imagen de arriba, tenía dos fases. La primera era ampliar la capacidad del minitrasvase para asumir el aumento de caudales y conectarlo con la red de abastecimiento de Barcelona, en el sistema Ter-Llobregat. La segunda consistía en prolongar la conducción hasta Martorell y Abrera aprovechando el trazado de la A-7, exactamente lo que ahora se proponen acometer los gobiernos español y catalán.

Greenpeace y Ecologistas en Acción recordaron ayer que, además, el proyecto es "una variante de la interconexión de redes ( la del minitrasvase y la Ter-Llobregat) que ya había propuesto CiU en el año 2002", que en su día fue tajantemente rechazado por "las organizaciones ecologistas, el movimiento social e incluso los componentes del actual tripartito" de la Generalitat.

Etiquetas