Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRÁFICO/ARAGÓN

La N-232 se cobra dos nuevas vidas en un choque frontal a la altura de Luceni (Zaragoza)

El siniestro ha ocurrido a la altura del kilómetro 280 de la carretera N-232, hasta donde se han desplazado asistencias sanitarias para atender a las víctimas y la Guardia civil.

Dos personas han fallecido y tres han resultado heridas graves en un accidente de tráfico registrado en la carretera N-232 (Zaragoza-Logroño), en el término municipal de Luceni (Zaragoza), según ha informado la Delegación del Gobierno en Aragón.

En el siniestro, que ha ocurrido en torno a las 08.30 horas a la altura del kilómetro 280 de la citada vía -una de las de mayor tráfico de la comunidad aragonesa-, han chocado frontalmente dos vehículos.

Hasta el lugar se han desplazado asistencias sanitarias para atender a las víctimas, bomberos y la Guardia Civil. Las identidades de los dos fallecidos son Oscar G.R., de 25 años de edad y natural de Casetas (Zaragoza), y Hugo M.A. de 24, natural de Calahorra (La Rioja).

 

El primero conducía un Opel, modelo Astra, matrícula 4278BCB, y el segundo un turismo marca Ford, modelo Focus, matrícula 9906FJB. La carretera está cortada y el tráfico se desvía por la autopista AP-68 (Zaragoza-Bilbao), agregaron las mismas fuentes.

 

La N-232 es una de las carreteras con mayor siniestralidad en Aragón.

La DGT contabiliza varios puntos negros en esta vía en los kilómetros 137,6, 212,1, 245,5 (con tres víctimas cada uno de ellos en 2007), 246,6 (cinco) y 250 (tres).

 

Necesario desdoblamiento

 

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha considerado que este accidente refuerza y confirma la necesidad que existe de que esta vía sea desdoblada.

Así lo ha indicado en una conferencia de prensa en Zaragoza, con motivo de la presentación de una nueva campaña de control de velocidad, que se desarrollará desde este lunes y hasta el 24 de agosto en las carreteras españolas.

A juicio de Pere Navarro, la solución para este tramo en el que hay una "concentración de accidentes" es el desdoblamiento, pero ha reconocido que pasará cierto tiempo hasta que se vean máquinas en la carretera, ya que se debe seguir un proceso largo, pero "es la forma de hacer bien las cosas".

Mientras tanto, ha hecho hincapié en que es necesario incrementar los radares, la vigilancia, los avisos a los conductores o la rotulación, para que sean conscientes de que llegan a un tramo complicado.

En estas zonas, según ha dicho Navarro, la velocidad no es el elemento más determinante, sino conductas antirreglamentarias y que el conductor arriesga y apura en el momento de adelantar.

Sobre la posible solución de liberalizar el peaje de la AP-2, el director general ha dicho que no tiene elementos suficientes como para poder opinar, aunque ha reconocido que hay cierta tendencia a que el peaje pase a convertirse en un nuevo sistema de gestión del tráfico.

 

Descienden los muertos

 

Las personas fallecidas en las carreteras aragonesas hasta el 31 de julio de 2008 ascienden a 69, un 13,75 por ciento menos que en el mismo periodo del año 2007, en el que los muertos ya alcanzaban 80, unos resultados "esperanzadores" según Navarro, quien ha reconocido que hay una "mejora sensible" del comportamiento en carretera.

En el año 2007 fallecieron 179 personas por accidente de tráfico en Aragón, mientras que en el 2003 fueron 276, lo que se traduce en un descenso de un 35 por ciento en cuatro años, superior a la media nacional (29%).

Los datos de Zaragoza son similares, ya que los fallecidos en 2007 fueron 103 y en 2003 un total de 161, un 36 por ciento menos, mientras que este año, hasta el 31 de julio de 2008, los fallecidos en la provincia ascienden a 38 frente a los 46 del mismo periodo del año anterior.

El director general de la DGT ha considerado que la lucha contra los accidentes de tráfico y por la seguridad vial es una "revolución silenciosa" en la que "si todos nos ponemos, al final podemos", pero ha querido resaltar ciertos datos, como que mayo fue "el peor mes de los últimos cuatro años", con 22 fallecidos, y que en lo que va de 2008 ya han fallecido 8 motoristas en la Comunidad.

"Son muchos", ha sentenciado Navarro, quien ha hecho hincapié en que esta situación exige movilización para que los motoristas no sean "la asignatura pendiente".

Ha explicado que los accidentes de moto se suelen producir porque entran en una curva demasiado rápido y se salen, porque al trazar esa curva invaden el carril contrario y colisionan con vehículo que circula por él o porque son víctimas de la maniobra de un turismo cuyo conductor no se ha percatado de su presencia.

El director general también ha querido hacer un llamamiento y recordar la importancia del uso del cinturón de seguridad, ya que siete de los 42 fallecidos en carretera en turismo y furgoneta en Aragón no lo llevaban puesto (16,6%).

Por su parte, el delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, ha felicitado a los conductores aragoneses porque ésta es la Comunidad en las que más ha descendido el número de fallecidos en accidentes, y también a las Fuerzas de Seguridad por su "intensa labor de vigilancia".

Etiquetas