Despliega el menú
Aragón

POLÉMICA SOBRE EL TRASVASE

José Ángel Biel: "Cometí un error y ni el momento ni el lugar eran oportunos"

El vicepresidente aragonés admite que su ocurrencia sobre coger agua del Ebro en el mar estuvo fuera de lugar, pero avisa de que "con Valencia no se puede reñir para siempre". El líder del PAR niega que sus palabras fueran un guiño al PP, que tensionaran el pacto de gobierno con el PSOE y que hayan generado un fuerte malestar en su propio partido.

El vicepresidente del Gobierno de Aragón y líder del PAR entonó ayer el mea culpa tras su sorprendente y polémica ocurrencia sobre la posibilidad de que el Levante pueda recibir agua del Ebro captada en su desembocadura. José Ángel Biel reconoció en una entrevista concedida a este periódico que su "reflexión en voz alta" estuvo fuera de lugar y que la pregunta lanzada al aire "no tenía consistencia técnica". No obstante, se justificó diciendo que su intención era "constructiva" para la Comunidad y avisó de que, por el bien de Aragón, "con Valencia no se puede reñir para siempre".

"Uno no es perfecto". "Después del chaparrón tengo que decir que ni el momento ni el lugar eran oportunos -comenzó admitiendo Biel-. De verdad que no me esperaba una reacción así, pero visto la dimensión que ha tenido reconozco que cometí un error".

El vicepresidente aragonés volvió a recordar que se manifestó "claramente" en contra del trasvase argumentando además que al Ebro no se sobran caudales y que es necesario ejecutar el Pacto del Agua. "Después, al final, me pregunte en voz alta lo de '¿qué pasaría si...?', y de eso se ha montado una tangana que me parece un poco desmesurada", dijo.

Según aseguró, al hablar tuvo en cuenta que estaba representando a la DGA, pero a pesar de su experiencia cometió "una ingenuidad". "Pudo más mi interés en hacer propuestas constructivas para el futuro de la Comunidad que la reflexión a fondo", sostuvo Biel.

En cuanto a la posibilidad de haber rectificado inmediatamente, el líder del PAR defendió que "se puede tardar 24 horar en corregir". "Me llama mucho la atención, aunque sea quien soy, no recibir un poquito de comprensión -lamentó-. Uno no es perfecto".

"Unas buenas relaciones con la Comunidad Valenciana nos resultarían muy útiles". Según el político aragonesista, la idea más importante del discurso que pronunció el miércoles fue la necesidad de que la guerra del agua deje de separar a Aragón y al Levante. "Que no me malinterprete nadie, pero con Valencia no se puede reñir para siempre -manifestó-. Unas buenas relaciones con la Comunidad Valenciana nos resultarían muy útiles, y en eso estaba pensando cuando pregunté si podíamos resolver el problema del agua con un poco de imaginación".

El vicepresidente aragonés reiteró que, a pesar de su "magnífica" posición geoestratégica, Aragón no se debe quedarse "solo". "Un eje que pase por La Rioja, Navarra, nuestra región y Valencia tendría un gran potencial, pero se da la curiosa circunstancia de que tres de esas cuatro Comunidades están gobernadas por el PP -subrayó-. Creo que es un tema sobre el que hay que reflexionar seriamente porque algo deberíamos hacer para acercarnos, sobre todo teniendo en cuenta que el trasvase es lo único que nos enfrenta".

"Voy a buscar otros caminos. Quedarse en una posición numantina no es muy útil". Biel situó sus polémicas declaraciones en esa línea conciliadora. "Está claro que por donde fui no hay que ir, pero voy a seguir dándole vueltas a la cabeza para buscar otros caminos y poner encima de la mesa otras propuestas -avisó-. Hasta ahora el único que habla de reconducir esta guerra soy yo, y creo que, por el bien de Aragón, debería agradecerse que alguien piense en esto. Quedarse en una situación numantina no es muy útil".

"¿Que si esto nos perjudicará en las generales? Menos de cero diputados el PAR no va a sacar". El político aragonesista pareció resignado cuando se le preguntó por cómo puede afectar esta polémica a los resultados del PAR en el 9-M. "HERALDO publicó una encuesta antes y ya se adivinaba el resultado: el bipartidismo campa a sus anchas en Aragón", lamentó.

Biel recordó que el PAR está compitiendo "con seis cadenas de televisión que todos los días dan 24 informativos dedicados al PSOE y al PP". "HERALDO ya anuncia un 7-6, así que menos de cero diputados el PAR no va a sacar -afirmó-. ¿Que ahora he cometido un error y que puede influir en la campaña? Pero si ya lo estaban dando las encuestas... Al menos, diciendo esto, procuro llegar a la gente para que por lo menos reflexione, aunque sea para meterse con nosotros, y no se deje llevar solo por los telediarios".

"Boné es el primero que me ha echado la bronca. Seré bueno y no lo volveré a hacer". La desafortunada intervención de Biel en Valencia ha creado sorpresa y malestar en su partido, pero él prefirió esquivar este tema. "Puede haber algún caso de desconcierto, pero si yo ya he reconocido que fue un error y alguno del PAR ya lo pensaba antes, pues ya está, no pasada nada -declaró- El primero que me ha echado la bronca es el consejero de Medio Ambiente, así que seré bueno y no lo volveré a hacer".

El líder de los aragonesistas restó importancia al hecho de que su Ejecutiva no estuviera al corriente de lo que iba a suceder y negó que esta polémica pueda acelerar o acentuar los movimientos internos dentro de su partido. "Eso es lo que les gustaría a algunos que están fuera fuera, pero después de 30 años esto es lo que menos me importa -comentó-. Espero que la gente de dentro del PAR se mueva, que no esté quieta y que trabaje, pero malas intenciones no hay ninguna", sostuvo.

"No hay ninguna operación de acercamiento al PP". Sobre la posibilidad de que su reflexión fuera un guiño al Partido Popular, el presidente del PAR calificó esta hipótesis como "elucubraciones". "No hay ninguna operación de acercamiento al PP, pero sí está claro que las Comunidades con las que necesitamos colaborar son del Partido Popular". En cuanto a los comentarios sobre la influencia que haya podido tener Manuel Pizarro en su discurso, el líder del PAR lo negó y dijo estar "asombrado". "¿Nos creen tan tontos? -se preguntó-. ¿De verdad cree alguien que si hubiera algo lo habríamos hecho de forma tan burda?".

"Con Iglesias no tengo ningún problema, pero si el personal quiere que lo tengamos, lo tendremos". Biel también rechazó rotundamente que su discurso generara fuertes tensiones en la coalición de gobierno PSOE-PAR. "Para nada. Yo con Marcelino Iglesias no tengo ningún problema, pero si el personal quiere que lo tengamos, lo tendremos", comentó molesto. El vicepresidente dijo que ha hablado con el líder del PSOE aragonés y que ambos están "tranquilos y bien" porque saben "que cuando pasan estan cosas hay que aguantarse".

Etiquetas