Aragón

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Internet: ¿caro para lo que ofrece?

Los aragoneses son los españoles más críticos con la relación precio-utilidad de la red y, también, unos de los más expertos con el ordenador, según el último informe estatal sobre las TIC.

Se imagina un día sin móvil, sin televisión o sin acceso a internet? Seguramente no. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) dominan el día a día de los ciudadanos, en casa y en el trabajo, y los aragoneses no son una excepción. Ahora bien, como el resto, las emplean con ciertas particularidades.

 

Por ejemplo, zaragozanos, oscenses y turolenses son los menos contentos con los servicios que obtienen por el pago que hacen de internet, y eso que no desprecian el valor de esta herramienta, por ejemplo, como potenciadora de la educación o el trabajo.

 

Además, siguen siendo fieles a la telefonía fija, en franco detrimento en otras zonas del país. Por eso, el 90% de los habitantes de la Comunidad tienen teléfono fijo, mientras que la media española está 7 puntos por debajo.

 

Todos estos datos están recogidos en el Informe Anual de la Sociedad de la Información en España, que acaba de darse a conocer por la secretaría de Estado para las Telecomunicaciones, y que evalúa el avance de las TIC y sus deficiencias.

Expertos del ordenador

Ahora bien, si hay una herramienta de entre todas las TIC que se le da especialmente bien a los aragoneses, esa es el ordenador. La población de la Comunidad puede jactarse de ser una de las más expertas del país en el manejo de las computadoras cuyo uso, además, está muy bien valorado. De hecho, según este estudio, el mayor porcentaje de especialistas en el uso de ordenadores lo tiene Cataluña, pero Aragón le pisa los talones.

 

Así, se estima que España tiene, de media, un 7,8% de personas con altas cualificaciones para esta área, pero nuestra Comunidad supera el 9,5%. Además, dentro de nuestras fronteras se confía mucho en las bondades del uso de todas las nuevas tecnologías. En concreto, Aragón otorga un 4 (sobre 5) a los beneficios de utilizar el móvil, internet o el teléfono en general, sobre todo cuando estos repercuten en el entorno laboral, en hacer la vida más fácil o cuando se trata de aplicar estas herramientas para la educación. Por el contrario, los aragoneses no creen que toda esta tecnología les haga más independientes, algo en lo que sí que confían fielmente, por ejemplo, los murcianos.

Descontentos con el balance

No obstante, y aunque el estudio nacional nos califica como expertos en algunas TIC y reconoce que las valoramos, no oculta que algo empaña este idilio con las nuevas tecnologías. El informe muestra, de hecho, que los aragoneses son los más insatisfechos de España en otro sentido. En concreto, cuando se trata de hablar de rentabilidad.

 

En la encuesta de la que se deducen todos estos datos se pidió a los participantes que valorasen la relación precio-utilidad cuando se trata del acceso a Internet. Si pensaban que recibían un servicio excelente por parte de su proveedor en relación a lo que les costaba contratarlo debían poner de nota un 4, y así ir bajando hasta el 1. En Aragón la media fue de un 2,54, la más baja de España.

 

Es decir, pensamos que gozamos de una más que mejorable relación precio-utilidad, y más de 3 de cada diez hogares aseguran que el servicio es pobre en relación a lo que desembolsan por él.

 

Por otra parte, hay otra característica particular de Aragón, aunque esta se refiere al teléfono móvil. Aquí utilizan a diario su celular 69 de cada cien personas, en Baleares son 78, y en Castilla y León confiesan hacerlo solo 63 de cada 100.

 

Ahora bien, cuando se pregunta sobre si el uso que se da al aparato es para fines personales o profesionales, la cosa cambia. Aragón y Castilla-La Mancha son las regiones que menos utilizan esta vía para entablar comunicaciones personales, mientras que, por el contrario, son los que más lo usan en el trabajo.

Etiquetas