Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EN UN DOCUMENTO DE INTENCIONES

ILD se garantiza la compra de 2.300 hectáreas en Ontiñena para Gran Scala

La promotora del complejo de ocio llega a un acuerdo con 50 agricultores y el Ayuntamiento, pero la DGA recela de la operación.

Primero fue Villanueva de Sijena, luego Castejón de Monegros y más tarde La Almolda. También se habló de Ballobar. Ahora, ILD, promotora del complejo Gran Scala, ha puesto sus ojos en el municipio de Ontiñena, en la comarca del Bajo Cinca y junto a Monegros, donde ha conseguido arrancar el compromiso del Ayuntamiento y de medio centenar de propietarios de suelo para comprar sus terrenos.

En total, dispondría de 2.300 hectáreas de terrenos de secano, en las zonas de San Gregorio y Valcabrera, situadas a unos 15 kilómetros del pueblo, entre la sierra de Alcubierre y los municipios de Candasnos y Peñalba. Por cada hectárea de cultivo ILD pagaría 9.000 euros, un precio que se rebaja a 6.000 euros en terrenos de pasto y erial. La DGA no emitió ayer ningún comunicado para valorar el principio de acuerdo, pero fuentes del Gobierno de Aragón reconocieron que existe un claro recelo a la nueva operación impulsada por ILD.

La mayoría de los vecinos de Ontiñena apoyan la construcción de un gran complejo de ocio y juego con más de treinta casinos y setenta hoteles, así como varios parques temáticos, pero muestran cierta cautela, sabedores de que Internacional Leisure Development (ILD) ha buscado tierras en otros municipios de las comarcas de los Monegros y el Bajo Cinca sin poder cerrar hasta ahora la operación.

Esta vez la multinacional sí ha conseguido arrancar un compromiso escrito de venta a los propietarios, a diferencia de anteriores intentos. Y, por la premura con que se ha cerrado el acuerdo con los particulares, apenas dos días, ILD tiene prisa por amarrar la propiedad. Para la corporación, la opción de Ontiñena es "muy interesante", sobre todo porque no ha tenido trabas y porque siente que la población apoya el proyecto, aunque no oculta que hay otras alternativas. La autopista A-2 queda a apenas 20 kilómetros y también pasan cerca el AVE y el gaseoducto.

Documento de intenciones

El propio alcalde de Ontiñena, Ángel Torres (PP), viajó ayer a Zaragoza para entregar a un representante de ILD las firmas de los dueños de las fincas. No se trata de una opción de compra sino de un documento de intenciones. En él, los firmantes dicen que "ante la posibilidad de que el proyecto de Gran Scala se implante en Ontiñena, manifiesto mi interés y compromiso en vender las fincas de mi propiedad, al precio de 9.000 euros la hectárea de cultivo de secano y a 6.000 euros la hectárea de pasto, erial o resto de terreno".

El texto lo han suscrito 50 propietarios, que el pasado jueves fueron pasando por el Ayuntamiento para poner su rúbrica en el documento, donde se especifica el número de la parcela y la cantidad de hectáreas. Entre ellos reúnen un millar, a las que habría que sumar las 1.300 propiedad del Ayuntamiento, la mayoría zona de pinar.

130 agricultores

Las fincas que interesan a ILD pertenecen en total a 130 agricultores, aunque de momento el Ayuntamiento solo ha convocado a los que tienen más de 10 hectáreas, y todos han firmado. "No discriminamos a nadie, luego seguiremos hablando con los más pequeños, pero nos interesaba conseguir el mayor número posible de hectáreas", explicó el alcalde, Ángel Torres. Respecto a la posible oposición de alguno, dijo: "se hará lo que diga la mayoría".

Torres es consciente de que se ha intentado en otros sitios y achaca fracasos anteriores a los precios que se pedía por la tierra. "Hay que ser realista, el secano vale lo que vale", afirma, pero precisa que aunque la venta "va por buen camino, nosotros dependemos de que la DGA se implique".

El primer edil sostiene que no se ha parado a calcular cuánto dinero ingresarían las arcas municipales por sus tierras. "Si llega, será el futuro para el Ayuntamiento. Y también para el pueblo, para el Bajo Cinca y para Aragón".

El primer contacto de los representantes de ILD con Ontiñena data del 5 de septiembre, en la semana de las fiestas patronales, pero no fue hasta el pasado miércoles cuando se empezó a conocer la noticia en el pueblo, a raíz de que se llamara a los propietarios. Quince días antes, una empresa se dedicó a hacer sondeos telefónicos en varios municipios, como Candasnos, Ballobar y el propio Ontiñena, para pulsar la opinión del pueblo sobre Gran Scala.

El presidente de la comarca de Monegros, en la que se barajaban las anteriores ubicaciones, declaró ayer que la operación de Ontiñena es "un movimiento táctico" para lograr una rebaja en otros municipios. "Llevan un año mareando la perdiz", dijo el socialista Manuel Conte. Ontiñena pertenece a la comarca del Bajo Cinca, aunque linda con Monegros. El término municipal tiene 13.000 hectáreas, la mayoría de ellos de secano.

Etiquetas