Despliega el menú
Aragón

PARTIDOS

Iglesias al PAR: "Este no es un matrimonio y no lo será por la fuerza en el futuro"

El líder del PSOE pide "serenidad" a sus socios, pero advierte que tiene "alternativas".

Las palabras del número dos del PAR en las que aseguraba que su partido "nunca ha cerrado puertas" a otros posibles pactos, pese a estar "a gusto" con el PSOE", desataron ayer una marejada en la coalición de gobierno del Pignatelli. Tanto que fue el propio presidente aragonés y secretario general de los socialistas, Marcelino Iglesias, quien se encargó de responder públicamente a Alfredo Boné.

En su habitual tono sosegado y en una intervención muy meditada, Iglesias pidió "serenidad" a sus socios, a quienes les recordó que la coalición de gobierno "es muy sólida, positiva y extraordinaria para la Comunidad". Pero, aunque defendió la autonomía reclamada por Boné para buscar otros pactos a partir de 2011, advirtió de que también el PSOE es "perfectamente libre para tomar sus decisiones". Aviso por aviso. "Esto no es un matrimonio, ni lo ha sido nunca. Y desde luego en el futuro no será un matrimonio a la fuerza por parte de nadie", afirmó sobre el futuro de la coalición.

Molesto por las declaraciones de Boné, Iglesias presumió de quien ostenta la posición de "fuerza" en la coalición y en el Ejecutivo. Según dijo, la "Presidencia de la Comunidad tiene muchos resortes y muchas alternativas", en alusión a otras posibles alianzas y al menor peso que tienen ahora los aragonesistas en el seno del Gobierno, después de que el departamento de Presidencia pasara a manos del PSOE y el líder del PAR ocupe una vicepresidencia con escaso poder ejecutivo.

Como muestra de esa fuerza, el socialista no tuvo reparos de recordar al PAR que el puesto en el Senado del que disponen, y que ocupa actualmente José María Mur, lo tienen cedido por el PSOE virtud a uno de los puntos de los acuerdos de Gobierno, que "son muy recientes".

Atacándoles por donde más les puede doler, también les refrescó la memoria acerca de otro punto de los pactos de gobierno: el rechazo a cualquier trasvase. Y vino a alertarles de que un posible pacto con el Partido Popular les llevaría a posiciones trasvasistas. "E igual que es muy importante el acuerdo del senador autonómico -señaló- es muy importante el acuerdo para luchar contra el trasvase". De estos acuerdos, aseguró además que son "muy recientes" y amenazó veladamente con una posible ruptura ya que su "recorrido es desde agosto del año pasado hasta este momento".

"Mucho por hacer"

No obstante, y como queriendo destacar las propias incoherencias de los aragonesistas en caso de un viraje hacia el PP, subrayó: "Yo sé que para el PAR uno de sus condicionantes más importantes es la política hidráulica, así me lo han manifestado siempre, y no veo que hayan tomado ninguna decisión en contra".

Por esta razón, volvió a pedir serenidad a sus socios en sus planteamientos porque, según dijo, "hasta el 2011 queda mucho por hacer". Para el presidente aragonés, lo importante ahora no es además el final de legislatura, sino este año. A Iglesias le preocupa "hacer bien el 2008", que es un año "muy importante" para Aragón.

En su respuesta a Boné, el líder de los socialistas vino a decir también que tomaba buena nota del aviso, y aseguró que ya no podrá decir nunca que fue "el último en enterarse" de las intenciones de sus socios. Sobre éstas, censuró que cuando se anuncian y más a tres años vista "dejan de ser estrategias". Pese a todo, el presidente descartó que estas declaraciones puedan afectar al buen funcionamiento de la coalición, que calificó de "muy sólida" y a la que auguró "todavía muy buenos resultados en Aragón".

Etiquetas