Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Iglesias exigirá al PAR que se muestre de acuerdo con la nueva financiación

Los socialistas aceptan, no obstante, que ese reconocimiento pueda ser "implícito".

Marcelino Iglesias no está dispuesto a dejar pasar las duras críticas lanzadas por sus socios de gobierno contra el nuevo sistema de financiación autonómica y contra la actuación del PSOE aragonés en esta cuestión crucial. A finales de julio, durante el último pleno de las Cortes, el presidente ya advirtió al PAR de que si tras el verano no lo daba por bueno habría que replantearse el futuro de la coalición. Un mes después, el también secretario general de los socialistas aragoneses sigue manteniendo que, para zanjar el cisma, los aragonesistas deben mostrarse de acuerdo con la nueva financiación.

"Si el PAR quiere reconducir la situación, tendrá que admitir explícita o implícitamente que está de acuerdo con el nuevo sistema de financiación -subrayan fuentes de Presidencia de la DGA-. El PSOE no se va a mover ni un milímetro de la posición que adoptó en junio, es el PAR el que tiene que dar el paso".

Las mismas fuentes aseguran en que la parte socialista del Gobierno de Aragón no tiene "ninguna voluntad" ni de romper la coalición ni de dejar en evidencia a los aragonesistas, pero insisten en que las críticas que sus socios lanzaron a Iglesias en las Cortes fueron lo suficientemente graves como para no quedar así.

Esta firmeza de los socialistas complica la salida a la profunda crisis surgida en el Ejecutivo. En los últimos días, distintas voces del PAR han asumido que la formación que preside José Ángel Biel va a tener que 'tragarse' la financiación, pero al mismo tiempo piden compensaciones a cambio para la Comunidad e insisten en que los aragonesistas seguirán rechazando el nuevo modelo.

"Mal van las cosas si alguno quiere que el PAR se retracte de la posición que adoptó nuestro portavoz en las Cortes -confirman fuentes de los aragonesistas-. Lo que nosotros queremos es una solución política que no se centre solo en el asunto de la financiación y que tenga en cuenta otros temas fundamentales como el desarrollo del Estatuto, la próxima comisión bilateral, los Presupuestos Generales del Estado...". Las mismas fuentes recuerdan que, aunque en el PSOE haya un gran enfado, también en el PAR hay un hondo malestar acumulado por el trato que el Gobierno central está dando a Aragón.

La reunión Iglesias-Biel, clave

En lo que coinciden todas las partes es en que la llave de una posible vuelta al entendimiento en la coalición la tienen Iglesias y Biel. Ambos dirigentes se reunirán de forma inminente para analizar la situación y buscar soluciones a un conflicto que podría encauzarse en uno u otro sentido esta misma semana. El viernes se reúne la Junta de Portavoces de las Cortes, y de cómo evolucione el desencuentro entre los socios dependerá si antes del debate sobre el estado de la Comunidad -que se celebrará los días 21, 22 y 23- hay un pleno que obligaría al PAR a posicionarse definitivamente dentro o fuera del Ejecutivo. Fuentes socialistas aseguran que ese pleno solo se adelantaría para escenificar la ruptura.

Mientras, el grupo socialista en las Cortes celebró ayer una reunión de coordinación a la que asistió el presidente y tras la cual su portavoz, Jesús Miguel Franco, ratificó que a quien le corresponde buscar una salida a esta crisis en la coalición es a Iglesias. "El presidente tiene todo el apoyo del grupo parlamentario para tomar las soluciones convenientes", manifestó Franco, quien no obstante subrayó que esas soluciones deben guiarse no por el interés del partido, sino por la necesidad de hacer frente a la crisis económica con unos buenos presupuestos autonómicos. "El equipo de gobierno PSOE-PAR ha sido positivo para la comunidad, por lo que estaremos de acuerdo con todo lo que suponga seguir con esta mejora", argumentó el portavoz socialista.

Etiquetas