Despliega el menú
Aragón

TENSIÓN ENTRE LOS SOCIOS DE GOBIERNO

Iglesias exige una reflexión al PAR ante sus críticas a la financiación

Marcelino Iglesias, junto a José Ángel Biel, en las Cortes
Iglesias exige una reflexión al PAR ante sus críticas a la financiación
JUÁN CARLOS ARCOS

El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, defendió el nuevo modelo de financiación autonómica por considerarlo solidario y nivelador. En el Pleno extraordinario celebrado por las Cortes de Aragón, Iglesias señaló que la financiación es "crucial" para el desarrollo del Estado autonómico, frente a las críticas de la oposición e incluso del PAR, su socio de Gobierno. 

Iglesias recordó que el PSOE es un partido de ámbito nacional, apostó por mantener a Aragón dentro del régimen común de financiación de las comunidades autónomas y propuso a sus socios de Gobierno del Partido Aragonés (PAR) que reflexionen al respecto. 

Iglesias recordó a los regionalistas que la coalición PSOE-PAR, que ocupa el Gobierno de la Comunidad Autónoma, el Ayuntamiento de Zaragoza y otras instituciones locales, dura ya 10 años, de tal manera que los dirigentes del PAR "saben con quién se están jugando los cuartos".

El jefe del Ejecutivo autónomo apeló a la "estabilidad de la coalición" de Gobierno, de la que dijo que ha pemitido aumentar la renta per capita de los ciudadanos. El presidente aragonés pidió a todos los regionalistas que "hagan una profunda reflexión" y avisó de que "esta no es una cuestión menor", sino que es "axial", fundamental.

Iglesias avisó de que "soy bien consciente de que tengo un Grupo de 30 diputados que no son suficientes" para formar la mayoría absoluta en la Cámara que le pudiera permitir gobernar en solitario, ya que es preciso obtener 34 de los 67 escaños para ser mayoritario en la Cámara aragonesa.

Explícitamente, Marcelino Iglesias rechazó cualquier posibilidad de extender el régimen foral de financiación a la comunidad aragonesa o cualquier otra, en alusión a la exigencia del PAR de aplicar la disposición estatutaria que reconoce la vigencia de los derechos históricos de los aragoneses.

El portavoz del Grupo del Partido Aragonés (PAR), Javier Allué, socio de la coalición de Gobierno autónomo y, en este caso, opuesto a las tesis de Iglesias, dijo que "negociar, hemos negociado poco".

Con "tristeza", aunque desde la "legitimidad" que supone haber gobernado durante 10 años con los socialistas la mayoría de las instituciones de la Comunidad Autónoma, Allué hizo "un discurso crítico".

El portavoz del PAR en las Cortes avisó de que "en el mejor de los casos" el nuevo modelo de financiación deja a Aragón "igual que estábamos" y opinó que el nuevo modelo "debía haber sido objeto de alguna crítica, del algún pero".

Javier Allué rechazó el nuevo modelo porque, nuevamente, gira en torno a la variable de población, lo que perjudica a Aragón, a lo que añadió que también en las aportaciones adicionales prima el incremento de población, lo que beneficia a las comunidades con mayor presión migratoria relativa, lo que no es el caso de Aragón.

El portavoz del PAR reconoció que el nuevo modelo garantiza la suficiencia dinámica de la financiación, es decir, que el sistema será capaz de adaptarse a los cambios que se sucedan en el tiempo.

 

La oposición

 

Por su parte, el portavoz del PP, Eloy Suárez, calificó de "insolidario" y "asimétrico" el modelo de financiación, que provoca "profundos abismos" entre las Comunidades, y opinó que incumple el Estatuto, que pasa a ser "papel mojado" porque sus parámetros no se han tenido en cuenta, y el Gobierno de Aragón debería haberse abstenido en la votación en el CPFF porque "el 60 por ciento de las Cortes de Aragón está en contra".

La dispersión territorial es un criterio que debe pesar "más" en la financiación autonómica para garantizar la calidad de los servicios a los ciudadanos, argumentó Suárez, quien denunció que Iglesias haya preferido asegurar "el asiento del señor Rodríguez Zapatero antes que defender los intereses de la Comunidad".

Suárez criticó además la actitud "inmoral" del PAR por no haber presionado a Iglesias en la negociación del nuevo sistema, a la vez que emplazó al presidente de Aragón a "empezar a tocar el tambor" porque si no "tendrá que convocar elecciones anticipadas".

Por su parte, Nieves Ibeas, de CHA, consideró que Iglesias y su Gobierno "han fracasado" en la negociación porque no se respeta el Estatuto, que además no es de máximos, y aseguró que a su grupo el "indigna" el conformismo del que hace "gala" el presidente de Aragón, que está hipotecando el futuro inmediato de la Comunidad al "plegarse" a intereses que no son aragoneses.

Ibeas lamentó la actitud del vicepresidente del Ejecutivo, José Ángel Biel, que hace ahora declaraciones en contra del nuevo modelo cuando "está todo cocinado", y anunció que CHA presentará una iniciativa de rechazo al nuevo modelo.

El portavoz de IU, Adolfo Barrena, también rechazó el nuevo modelo, porque recoge sólo de forma "testimonial" los criterios que fija el Estatuto de Autonomía, lo que "no beneficia a Aragón", frente a otras Comunidades.

Este sistema no garantiza la solidaridad territorial, sino que aplica una "insuficiencia" de los servicios públicos que "perjudica a los trabajadores, a los jóvenes, a las personas dependientes y a los sectores menos favorecidos", subrayó Barrena, al tiempo que criticó el modo en que se ha negociado del nuevo sistema, "inadecuado y confuso", porque ha predominado el "criterio bilateral" sobre el "multilateral".

Etiquetas