Despliega el menú
Aragón

EL PRESIDENTE CREE QUE ES LÓGICO QUE SU SOCIO SEA REIVINDICATIVO

Iglesias confía en que el PAR "entenderá" el nuevo modelo de financiación autonómica

El presidente del Gobierno de Aragón, el socialista Marcelino Iglesias, ha dicho hoy que es "lógico" que el Partido Aragonés, su socio de Gobierno, sea un partido "reivindicativo", pero "está convencido" de que "entenderá" el nuevo modelo de financiación y los acuerdos a los que han llegado.

El Partido Aragonés se ha mostrado crítico con el acuerdo para la financiación autonómica porque estima que incumple los preceptos que marca el Estatuto de Autonomía de Aragón y no tiene en cuenta criterios correctores como la dispersión, la baja densidad o el envejecimiento de la población.

Iglesias ha dicho que entiende "perfectamente" y "justifica" que el PAR sea un partido reivindicativo y ha subrayado que le están explicando los acuerdos, que aunque se llevan negociando mucho tiempo no han estado hasta hace tres días.

Precisamente, el PSOE y el PAR han solicitado de forma conjunta en las Cortes autonómicas la celebración de un pleno extraordinario para que Iglesias comparezca a explicar el sistema, mientras que los grupos de la oposición (PP, CHA e IU) han registrado un escrito conjunto para que se convoque la Diputación Permanente.

Sobre el nuevo sistema financiero, ha subrayado que es un acuerdo "muy importante" y que "ha salido bien para Aragón", que estaba negociando en un contexto de una "gran complejidad" porque la Comunidad aragonesa no es de las Comunidades Autónomas que ha crecido más en población.

Con esa "condición", según Iglesias, el acuerdo que ayer se suscribió es un "buen acuerdo para Aragón", que mantendrá cinco puntos en la financiación por encima de la media, y ha opinado que "el rendimiento del sistema será bueno".

Iglesias ha explicado que se han acordado tres cosas, primero la distribución de unas cantidades adicionales, en cuyos cálculos el Gobierno de Aragón ha querido ser "riguroso", y en segundo lugar el nuevo sistema, que "pasa por que más del 90 por cien de la financiación en el futuro de la Comunidad Autónoma dependerá de sus tributos".

La tercera parte del acuerdo para Aragón incluye una compensación por las denominadas mermas tributarias, aquellos ingresos que Aragón ha dejado de recibir del Estado por decisiones unilaterales sobre los impuestos cedidos.

Esta compensación no incluirá dinero sino activos, que no son valorables, ha explicado Iglesias, y abarca en una primera fase todo lo que se construyó para la Exposición Internacional de Zaragoza de 2008, en la que el Estado invirtió 700 millones de euros.

Etiquetas