Aragón
Suscríbete por 1€

PLENO EN LAS CORTES DE ARAGÓN

Iglesias comparece a instancias de la oposición tras evitarlo 19 meses

Contestó solo a una iniciativa del PP sobre los acuerdos con Fomento de julio y esquivó los asuntos espinosos. Le tocó a Velasco responder sobre "el oscurantismo" en la información del Gobierno de Aragón.

Comparecencia del presidente aragonés
Iglesias comparece a instancias de la oposición tras evitarlo 19 meses
JOSÉ MIGUEL MARCO

Después de cuatro meses sin comparecer en las Cortes (fuera de las preguntas obligadas de la sesión de control y el debate del estado de la Comunidad) y tras año y medio sin satisfacer las solicitudes de la oposición, el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, apareció ayer en el pleno de las Cortes por sorpresa. La última vez que lo hizo fue en el pleno sobre financiación autonómica en julio y, en abril de 2008, por el trasvase a Barcelona a petición del PP. Nadie lo esperaba y la expectación se adueñó de la Cámara ¿Respondería a las tres comparecencias del orden del día? Las dudas se esfumaron cuando acabó la primera.

 

Iglesias solo contestó a una iniciativa del PP sobre los acuerdos alcanzados con Fomento en julio -repetida (en un pleno anterior le sustituyó el consejero de Obras Públicas, Alfonso Vicente, a petición de CHA)- y se marchó. Para hablar de falta de transparencia -también pedida por los populares- dejó al siempre presente consejero de Presidencia, Javier Velasco, y para contestar a CHA sobre los Presupuestos Generales del Estado, a Alberto Larraz (Economía). El objetivo era claro: provocar al PP que -junto a CHA- lleva meses denunciando las ausencias del presidente y criticando el veto de la Cámara a determinadas solicitudes relacionadas con La Muela y la corrupción en Aragón.

 

Muestra de que su presencia era solo un golpe de efecto fue que el discurso de Iglesias no tuvo mayor trascendencia que la mera enumeración de los acuerdos alcanzados con el Ministerio de Fomento en julio, que generaron polémica porque la DGA 'vendió' compromisos que no se habían arrancado a Madrid. Repasó lo conseguido ya, como la liberación de los peajes; el estudio funcional del corredor Cantábrico-Mediterráneo; el desbloqueo de la estación de Goya; la posible inclusión en el Plan de Infraestructuras del quinto cinturón, la autovía Ejea Gallur y Cariñena-Mallén; y las obras de la segunda estación del AVE, entre otras. Pero reconoció "su evidente insatisfacción" por las trabas del Gobierno francés a la Travesía Central. El diputado del PP Antonio Torres le instó a concretar plazos y dinero de todos esos compromisos porque -a su juicio- no se han visto reflejados en los presupuestos.

 

Tras dos horas de debate, Iglesias abandonó la Cámara. Su marcha estuvo acompañada de un "oh" prolongado y de decepción de la bancada del PP. "He ganado todas las apuestas", anunció el portavoz Eloy Suárez nada más subir a la tribuna para iniciar el debate del asunto más comprometido del orden del día (la falta de transparencia). Recordó que, en el debate de la Comunidad, Iglesias dijo que su gobierno "avanzaba en transparencia" y se preguntó con ironía si la comparecencia "le parece capciosa y por eso, abandona la sala o pervierte el leal funcionamiento de la Cámara", en referencia a los argumentos que la Mesa de las Cortes dio al PP para rechazar una petición de comparecencia sobre corrupción en Aragón.

"Afirmaciones ridículas"

"Sin transparencia no hay control posible", recriminó. Denunció que se responde a las preguntas con "excusas" o como "una auténtica burla" y "con afirmaciones que rozan el rídiculo". E interrogó a Velasco por las razones por las que no se da información sobre el precio de venta de las parcelas de Pla-Za, sobre Sirasa, Savia, Procom, Sodemasa, gastos de viaje o el pliego de las Esquinas del Psiquiátrico.

 

En esta línea, la presidenta de CHA, Nieves Ibeas, acusó al Gobierno de "privar el debate de determinados asuntos" y criticó el cariz de algunas respuestas recibidas, que son "impresentables". Ibeas achacó estos hechos a "un ejercicio de arrogancia del Gobierno". Al otro lado, IU se desmarcó de los otros grupos de la oposición y les acusó de "cuestionar la democracia" con esta estrategia. Instó a todos a hacer un "esfuerzo serio y responsable" para tomar medidas que defiendan la política como una actividad necesaria.

 

Por su parte, Velasco contraatacó con datos (la oposición ha planteado el doble de preguntas que en la anterior legislatura y la DGA ha respondido al 98,6%) y negó que haya falta de transparencia. Recordó que el PP puede participar en el consejo de administración de las empresas públicas, aunque estos aclararon que solo lo harán si tienen acceso a la información solicitada de los últimos años. "La voluntad del Gobierno es suministrar información porque valoramos la labor de la oposición", sentenció.

Etiquetas