Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

Iglesias asegura que la presentación del recurso contra el trasvase a Barcelona es cuestión de días

El presidente aragonés pidió tranquilidad a quienes exigen celeridad en la presentación del recurso contencioso administrativo contra el decreto de abastecimiento a Barcelona con agua del Ebro. "Hay tres meses de plazo", añadió y el Gobierno no puede "tomar decisiones apresuradas o viscerales", sino lograr reunir todos los argumentos jurídicos posibles a su favor.

El presidente aragonés, Marcelino Iglesias, ha dicho en Zaragoza que la presentación del recurso contencioso-administrativo contra el decreto de abastecimiento a Barcelona con agua del Ebro es "cuestión de días", una vez que el Gobierno aragonés "se ha cargado de razones". "Cuando hay un conflicto entre dos que no se ponen de acuerdo son los tribunales los que tienen que interpretar la ley, y eso es lo que hemos anunciado que vamos a hacer si no se reconocen nuestras razones", enfatizó Iglesias en los pasillos de las Cortes de Aragón, donde se celebró una sesión plenaria.

"Zapatero y Montilla son partidarios de que ahora que estamos metidos en faena, terminemos (el trasvase de agua a Barcelona), y eso no lo compartimos", dijo, tajante, Iglesias.

Así se pronunció ante las reiteradas declaraciones de miembros del Gobierno central y del catalán -sobre todo su presidente, José Montilla- a favor de mantener la vigencia del decreto ley a pesar de que la situación de excepcionalidad en Barcelona se ha superado gracias a las últimas lluvias.

El presidente de Aragón emplazó a quienes exigen celeridad en la presentación del recurso a que no tengan "nervios", puesto que "hay tres meses de plazo", porque lo que el Gobierno no puede hacer es "tomar decisiones apresuradas o viscerales", sino lograr reunir todos los argumentos jurídicos posibles a su favor.

Será en ese momento cuando se presentará el recurso, al parecer dentro de no mucho tiempo porque Iglesias no tiene "ningún problema" en tomar esa decisión "mañana o dentro de una semana".

"Lo haremos y no se hundirá el mundo ni me echarán del PSOE, no pasará nada", añadió.

En la reunión que anoche mantuvo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con los barones socialistas para hablar de financiación, Iglesias no tuvo oportunidad de hablar del decreto ley con Montilla, aunque se mostró tajante al decir que no está de acuerdo con él cuando dice que la obra de la tubería se va a hacer de todos modos.

La obra no tiene "soporte legal", insistió Iglesias, y el propio decreto no es válido para hacer una obra que ha dejado de ser de emergencia" según la propia Generalitat reconoce.

Iglesias advirtió cierta "contradicción" en la actuación del Gobierno catalán, que tuvo que modificar su propio Decreto de la Sequía -según el cual la situación de excepcionalidad ha pasado-, para adaptarlo al decreto ley de abastecimiento a Barcelona, que autoriza la construcción de la tubería sólo en caso de que haya emergencia.

Etiquetas