Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

Iglesias anuncia un contencioso administrativo contra el decreto si empiezan las obras del trasvase

El presidente aragonés, Marcelino Iglesias, anunció que su Gobierno interpondrá un recurso contencioso-administrativo contra el decreto ley que permite abastecer con agua del Ebro a Barcelona si empiezan las obras de la tubería, al entender que ha acabado la situación de emergencia que lo motivó.

Iglesias compareció ante los medios de comunicación para exigir el cumplimiento de este decreto-ley "en todos sus extremos", y una de sus disposiciones finales establece que el propio texto dejará de tener vigor al finalizar la emergencia en Barcelona, situación que se ha superado, a su juicio, tras las últimas lluvias.

El presidente explicó que cuando se aprobó el decreto ley se habló de la necesidad de que Barcelona recibiera 36 hectómetros cúbicos antes de que entrara en servicio la desaladora de El Prat, pero las últimas lluvias han aportado ya 80 hectómetros cúbicos a los pantanos del sistema de las Cuencas Internas de Cataluña, "más del doble de lo que se consideraba imprescindible".

"No hay emergencia"

"Son datos objetivos y ese decreto ley no puede estar vigente porque no hay situación de emergencia; puede haber otra (cosa), pero no emergencia", recalcó Iglesias, quien insistió en que su Ejecutivo va a "exigir" que el decreto ley se cumpla "en todos sus extremos" y apuntó que si empiezan las obras se interpondrá un contencioso administrativo.

Iglesias reconoció que hace un tiempo "hubo una sequía" y entonces el Gobierno de Aragón apoyó el decreto ley porque no consideró "lógico" que una ciudad como Barcelona se quedara sin abastecimiento.

Y ahora que el Gobierno de Aragón estima que "no hay una excepcionalidad", va a exigir el cumplimiento del decreto ley "con la misma energía y el mismo convencimiento" con los que hace un mes y medio apoyó la aprobación del proyecto de abastecimiento.

Cumplir la ley

A preguntas de los medios, negó sentirse indefenso ante el Gobierno central o el de la Generalitat, que abogan con matices por seguir con el proyecto a pesar de las últimas lluvias.

Dijo, a este respecto, que en un Estado de Derecho "siempre se cumple la ley" y la "primera obligación" de todas las autoridades públicas es cumplirla.

El Gobierno de Aragón, puntualizó, no va a actuar "con visceralidad", sino "con la normalidad" que da haber defendido el decreto ley cuando era necesario y exigir que se cumpla cuando ya no es necesario.

Lo ha apoyado, de hecho, "hasta el día que las propias autoridades catalanas certificaron que ya había agua suficiente para regar y llenar piscinas", en alusión al 13 de mayo, cuando el consejero de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, anunció que el sistema Ter-Llobregat salía el día 16 de la situación de excepcionalidad 2 y pasaba a excepcionalidad 1, lo que implicaba el levantamiento de sanciones y restricciones.

Iglesias participa este miércoles en La Moncloa en la reunión convocada por José Luis Rodríguez Zapatero con los presidentes autonómicos socialistas para hablar de la nueva financiación y, muy probablemente, hablará de agua, aunque eso es algo que ha hecho en varias ocasiones en el último mes y medio, según reveló.

Etiquetas