Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Cierra el restaurante Arazo

Antonio Arazo: "En mi casa no ha habido clientes, han sido todos amigos"

El restaurante Arazo cerraba el sábado sus puertas en la capital oscense tras 19 años de actividad y a causa, como el caso de muchos otros profesionales, de la actual situación económica.

Javier Sánchez. Huesca Actualizada 24/09/2012 a las 00:51
3 Comentarios
Antonio ArazoJ. SÁNCHEZ

El restaurante Arazo cerraba el sábado sus puertas en la capital oscense tras 19 años de actividad y a causa, como el caso de muchos otros profesionales, de la actual situación económica. Dos décadas en las que su cocinero, Antonio Arazo, ha sido todo un referente de la cocina dentro y fuera de la comunidad autónoma, con un premio al Mejor Restaurante de Aragón incluido, concedido en 2011. Sus fogones han dado vida a una cocina creativa, elaborada siempre con productos agroecológicos y de proximidad de la que han disfrutado un buen número de clientes que se han convertido ya en amigos.

¿Cómo está viviendo este último día del Restaurante Arazo?
Con muchas emociones. Esta tarde noche (por el sábado) nos juntaremos clientes, amigos y el personal que ha trabajado aquí y haremos una pequeña cena de despedida y el lunes comenzamos con una nueva etapa del Apolo, trasladando un poco del Arazo. Se han cumplido muchos objetivos quizá no todos los que hubiésemos querido, pero la vida es así.

¿Qué se lleva con usted?

Muchos recuerdos, muchos amigos, muchas ilusiones y muchas alegrías porque en el Arazo, a parte del reconocimiento público por la labor que he desarrollado, me llevo una cantidad de amigos impresionante. En mi casa no ha habido clientes, han sido todos amigos.

¿Tiene un recuerdo más especial?
Recuerdo muchas cosas con cariño. El premio al mejo restaurante de Aragón en 2011, el título de ‘Kilómetro 0’ que tenemos desde de hace unos años, el premio internacional a la innovación y calidad en una feria alimentaria de París, gracias a un helado de ‘boletus edulis’ que se había hecho en esta casa… La verdad es que son muchas cosas, muchas alegrías, muchos reconocimientos.

¿Qué hueco deja el Arazo en Huesca?
Deja, creo, dos huecos muy grandes. Uno de ellos, que ha sido un restaurante pionero en Aragón a la hora de trabajar con productos de cercanía. Y sobre todo, la galería cultural por la que han pasado artistas de Estados Unidos, Mexico, Francia, Italia y varias partes de España y en especial, una exposición que se hizo de pintores aragoneses ya fallecidos que tuvo un éxito también impresionante.

Y también unas pioneras jornadas micológicas…
En la fecha que estamos, contamos con cinco clases de setas frescas silvestres diferentes, algo que tienen muy pocos restaurantes de España.

También ha sido de los primeros en apostar por la ‘slow food’
Fuimos de los socios fundadores, un grupo de personas muy guapo en el sentido en el que defendíamos el producto de cercanía, los productos agroecológicos, y por el hecho de defender lo nuestro. Intentamos integrar los productos cercanos, con una calidad impresionante y sobre todo, que respetan el medio ambiente.

¿Qué recuerda con más cariño, las fiestas de San Lorenzo, el concurso de tapas…?
Tengo dos recuerdos impresionantes de Huesca. Uno es la Feria de Teatro. Comienza una nueva edición en octubre y ya me han echado la bronca por cerrar sin estar ellos aquí, y sobre todo el ‘Ven de tapas del año pasado’.

Tapa y cerveza por un euro los jueves. ¿Aquello fue un acto de rebeldía?
Hicimos, junto con otros compañeros hosteleros, que la gente saliese a la calle y fuese feliz por un precio moderado. Lo que pasa es que hubo gente no lo supo entender, se pusieron en contra, pero yo creo que hay sido uno de los éxitos más grandes que ha habido en Huesca, en cuatro horas que duraba la movida llegando a vender 1200 tapas. Pero el beneficio era mínimo, lo importante es que la gente salía a la calle y se les proporcionó unos meses de alegría, que falta nos hacía a todos.

¿Y el futuro, cómo se presenta?

La idea es pasar dos o tres años más levantando el Apolo, asesorando a la familia, que lo recibirá y lo cogerá con cariño, estar un poquito pero sin estar. Y después, dedicarme a hacer lo que me gusta: irme, por ejemplo, a un hotel o a otro sitio y preparar una jornada gastronómica para amigos.-


  • señor señor26/09/12 00:00
    Siempre nos quedará el Apolo...
  • comensal25/09/12 00:00
    alucina, con comentarios como el tuyo así nos va. Esta tierra tiene un karma cainita basado en el principio"al que despunte, se le corta la cabeza" y su mejor símbolo , el cuadro de Goya  "Saturno devorando a su hijo". En el fondo es envidia. La triste noticia es que un buen restaurante cierra, la desgracia que haya mucha gente como tú.
  • alucina vecina24/09/12 00:00
    mal tiene que estar el sector en Aragon, para que este restaurante fuera "Mejor Restaurante de Aragón"....


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo