Huesca
Suscríbete

El Salto de Bierge estrena la temporada 2024: precio de las entradas y horarios de apertura

Este singular paraje de la Sierra de Guara ha realizado mejoras en los accesos.

Imagen que presenta actualmente el Salto de Bierge del río Alcanadre, en la Sierra de Guara.
Imagen que presenta actualmente el Salto de Bierge del río Alcanadre, en la Sierra de Guara.
José Luis Pano

Los primeros bañistas ya se han dado un chapuzón en la badina del popular Salto de Bierge del río Alcanadre, a las puertas del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, que abrió la temporada de baños 2024 este lunes 10 de junio. 

En principio, la campaña estival se prolongará hasta el 31 de agosto, aunque si las condiciones meteorológicas fueran propicias, se podría alargar durante el mes de septiembre, según informan desde el Ayuntamiento de Bierge, que gestiona el acceso limitado a 250 personas desde 2017 para evitar masificaciones y las consiguientes afecciones al medioambiente que se derivaban (acumulación de basuras sin recoger, contaminación acústica, problemas de seguridad…).

La temporada de este año arranca con pocas novades. La entrada cuesta 3 euros, salvo los niños de menos de 6 años que no pagan. Doscientas entradas se pueden adquirir en la taquilla y otras 50 se reservan para la venta por internet (saltodebierge.info). Todo lo recaudado se reinvierte en mejorar esta zona de baño. 

El acceso de los barranquistas que realizan la Peonera y que terminan en El Salto de Bierge es libre. Además, se permite la estancia con perros, pero en todo momento tienen que estar atados. El horario de apertura es de 9.00 a 19.00, de lunes a viernes, y de 9.00 a 20.00 los fines de semana y festivos. 

El año pasado se cerró con alrededor de 22.000 bañistas procedentes en su gran mayoría de Huesca, Zaragoza y Cataluña, así como turistas que veranean en la zona. El período de mayor afluencia es la primera quincena de agosto. El resto de la temporada no suele haber problemas de aforo y no se producen colas

El concejal Samuel Santamaría considera que limitar el acceso fue una medida acertada. “Era necesario controlar el aforo para que hubiera un equilibrio entre la gente que nos quisiera visitar y conservar la naturaleza. Ahora tenemos un turismo más familiar y se viene a disfrutar del día con niños”, señala.

Esta temporada han realizando mejoras en los accesos para facilitar la entrada y salida, además del mantenimiento anual de los baños construido. De momento trabajan tres personas en El Salto de Bierge y la plantilla se aumentará a cuatro en julio. Se encargan de controlar el acceso y tareas de limpieza y vigilancia. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión