Huesca
Suscríbete

El Ministerio anuncia un último corte de la N-260 de acceso a Benasque para septiembre

Los dos primeros fines de semana de septiembre se abrirá para afectar lo menos posible al turismo. Los empresarios critican las fechas y piden mantener abierta la carretera al menos hasta el día 15.

Imagen de las obras de la N-260 entre el Congosto del Ventamillo y Campo.
Imagen de las obras de la N-260 entre el Congosto del Ventamillo y Campo.
Ministerio de Transportes

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible ha puesto fecha al último corte del tramo Congosto de Ventamillo-Campo de la N-260 para poder finalizar las obras de esta carretera que supone el principal acceso al valle de Benasque. Un proyecto en el que se van a invertir 75,7 millones de euros (IVA incluido) incluyendo los sobrecostes por desprendimientos.

En un reunión con representantes institucionales y empresariales del territorio celebrada este martes en la localidad de Campo y presidido por el subdelegado del Gobierno en Huesca, Carlos Campo, responsables del Ministerio han detallado los trabajos realizados hasta la fecha y el estado actual de las obras. 

Además, han anunciado que los trabajos requieren para su culminación un corte más del tráfico entre el 2 de septiembre y el 11 de octubre, si bien la planificación definitiva podría variar para adaptarse a las necesidades del territorio. La idea, además, es poder abrir el tramo los dos primeros fines de semana de septiembre (7-8 y 14-15) para minimizar al máximo el impacto sobre el sector turístico. 

Entre las operaciones que se llevarán a cabo durante este corte, destaca el extendido de la capa de rodadura (asfaltado) sobre 12 km con 15.000 toneladas de material. Para asegurar la correcta adhesión del material y su posterior mantenimiento en condiciones óptimas de seguridad vial, "se requiere de las condiciones óptimas de temperatura, ausencia de humedad y suficientes horas de luz solar para su ejecución", destacan.

Reunión informativa de las obras de la N-260 de acceso al valle de Benasque.
Reunión informativa de las obras de la N-260 de acceso al valle de Benasque.
Subdelegación del Gobierno en Huesca

Además del asfaltado, se prevé la construcción de sumideros y la realización de otras labores como la colocación de biondas y señalización horizontal. Durante estas próximas semanas, de forma previa al corte, están previstos trabajos de instalaciones en los túneles, revestido de cunetas, cobertura de zahorra en los ensanches y construcción de un terraplén.

La previsión es que, tras el corte, la vía se encuentre en condiciones de reapertura total. El subdelegado del Gobierno, Carlos Campo, ha agradecido al territorio su comprensión ante las molestias que generan las obras: “Es un esfuerzo importante, pero la finalización está ahora muy cerca y el resultado va a ser una carretera para el futuro”

"Septiembre todavía es un mes con muchos clientes"

Desde la Asociación Empresarial Turística del Valle de Benasque se han mostrado "muy descontentos" con las fechas de corte propuestas "porque septiembre todavía es un mes de verano con mucho cliente", resalta su presidente, José María Ciria, quien todavía espera que rectifiquen y que haya una "intervención política" para que se mantenga abierta la carretera hasta el 15 de septiembre "porque nos dan dos fines de semana pero creemos que no es suficiente", añade. 

Pese a que el Ministerio ha justificado el calendario por la necesidad de tener temperaturas lo suficientemente altas como para que el asfalto se fije adecuadamente "creemos que se podría haber trabajado perfectamente en octubre teniendo en cuenta los valores térmicos registrados en la zona de los últimos 20 años", ha remarcado Ciria. Además, ha recordado que durante estos cuatro años de obras "hemos tenido mucha paciencia".

Imagen de las obras de la N-260 entre el Congosto del Ventamillo y Campo.
Imagen de las obras de la N-260 entre el Congosto del Ventamillo y Campo.
Ministerio de Transportes

Mientras, el alcalde de Campo, José Eusebio Echart, se ha mostrado "comprensivo" con el calendario de cierre. "Los cortes siempre vienen mal pero al final son necesarios para acabar la obra, no tenemos otra alternativa. Ya sabemos que septiembre todavía es un mes turístico, pero por las explicaciones que da la empresa, se necesitan unas condiciones meteorológicas concretas para el asfaltado", ha valorado. 

En este sentido, ha destacado que no solo hay que pensar en las afecciones al turismo, sino también a las molestias de movilidad que sufren todos los vecinos del valle de Benasque para sus desplazamientos diarios. "Todos tenemos ganas de que se acabe de una vez por todas y al menos estamos contentos de que la obra no se ha parado en ningún momento", ha recalcado, además de agradecer que no se haya cerrado en primavera. 

Túnel para el Ventamillo y mejora final de la N-260

Por otra parte, tanto los empresarios como los alcaldes del valle han insistido una vez más en reivindicar la construcción de un túnel que permita salvar el Congosto del Ventamillo; y la mejora del último tramo pendiente de la N-260 entre Campo y el límite con la provincia de Lérida "porque somos el único paso del Pirineo aragonés sin comunicación con Francia así que necesitamos tener un buen enlace con el valle de Arán al menos", subraya José María Ciria. 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión