Huesca
Suscríbete

Primer día redondo de la temporada en las estaciones del Pirineo: "Es una gozada"

Los centros invernales han abierto este sábado 136 km con unas espectaculares condiciones tras las nevadas de la última semana. Los párquines se han llenado "hasta la bandera".

Los esquiadores han disfrutado por fin de un día espléndido en el dominio Astún-Candanchú.
Los esquiadores han disfrutado por fin de un día espléndido en el dominio Astún-Candanchú.
Verónica Lacasa

Las estaciones de esquí del Pirineo oscense han vivido este sábado el mejor día de la temporada, ya que los clientes han disfrutado de la nieve recién caída esta semana y un día espectacular de sol y buena temperatura. A primera hora ya se vislumbraba la gran afluencia ya que se han registrado retenciones en los accesos de la N-330, desde Villanúa hasta Canfranc, y en la A-136, en Formigal.

“El día es espectacular”, ha asegurado Inés Montilla, de Zaragoza, que ha acudido con sus amigas a pasar la jornada en Astún. “Es la primera vez que venimos esta temporada, aprovechando que ha nevado y que el tiempo hoy era bueno y estamos disfrutando mucho”, añadía. El único “pero” que ha puesto es que "en algunos remontes las colas para acceder son bastante largas, pero es normal siendo sábado y con el día que hace”.

Mientras, Ibón Azqueitia, de Guipúzcoa, ha resumido así sus sensaciones desde el telesilla de Truchas de Astún: "Es una gozada. Habíamos estado esquiando en diciembre y no estaba mal del todo, pero la última nieve caída ha mejorado muchísimo todo". Él y sus amigos van a pasar el fin de semana esquiando en el valle del Aragón. “Había muchas ganas de que nevara más para poder tener un día como el de hoy”, ha concluido.

En Astún el aparcamiento ha estado “hasta la bandera”, tal y como ha señalado el subdirector, Andrés Pita. Y es que a las 11.00 ya no cabían más vehículos en la estación, por lo que los que han llegado más tarde han tenido que aparcar en la propia carretera N-330a. El propio Pita ha confirmado que es “el mejor día de la temporada”, con “la mejor nieve, sol y todo perfecto”. No obstante, esta semana también ha sido buena, con importante afluencia de esquiadores.

También en Candanchú el día ha sido “espectacular”.  Las expectativas de gran afluencia de ha cumplido "con párquines completos y las instalaciones a máximo rendimiento", ha destacado Lucas Saez, responsable de Comunicación y Marketing. El sol y las buenas temperaturas acompañaron durante todo el día. Además, el trabajo nocturno de innivación artificial permitió mejorar las condiciones en la cota baja.

 “La nieve está genial, la temperatura también y hace sol, así que para ser el primer día que venimos de la temporada esta muy bien”, señalaba Asier, de Pamplona. Ha ido con sus sobrinos “para que aprendan a hacer snow”. Normalmente él esquía en Astún, “pero aquí las laderas están mejor para aprender, porque es la primera vez que prueban”. Hay “bastante gente”, pero “es lo normal, ya que es sábado y hace buen tiempo”.

“Estamos estrenando la temporada y no puede ser de mejor manera”, aseguraba Itziar Marchén, de Pamplona, en Candanchú. Su familia tiene un apartamento en Villanúa y siempre que pueden, van a esta estación. "Por circunstancias no habíamos podido venir antes, pero hoy estamos gozando, con buena nieve y condiciones espectaculares”, ha destacado.

Desde el grupo Aramón también se congratularon porque "hemos tenido un sábado de sol y nieve polvo en todas las estaciones y los amantes del esquí han disfrutado de más kilómetros y un tiempo inmejorable".

Imagen del día de Formigal-Panticosa.
Imagen del día de Formigal-Panticosa.
Aramón

En cuanto a las reservas hoteleras, se han reactivado en los últimos días. Los hoteles a pie de pistas están al 70-80% de ocupación. “Se han reactivado las reservas los últimos días pero no estamos completos”, explicaba Amparo Lecumberri, del hotel Edelweiss de Candanchú. "Es un fin de semana en el que deberíamos estar al 100 por 100, por las condiciones espectaculares que ofrece la estación, pero aún tenemos alguna habitación disponible”, ha admitido.

Mientras, el hotel Europa de Astún se encuentra este fin de semana entre el 75 y 80% de ocupación. Hay que tener en cuenta igualmente las segundas residencias del valle, que atraen también a muchísimos esquiadores.

Gracias a las últimas nevadas, los centros invernales del Pirineo han podido ampliar sus dominios esquiables hasta los 136 km. En el valle de Tena, Formigal ha abierto 47 km y Panticosa otros 6. Entre las dos suman 25 remontes y 47 pistas con espesores de 20 a 60 cm. En el valle del Aragón, Astún-Candanchú 100K ha abierto al público 69 pistas y 58 kilómetros, con espesores de 35 a 110 centímetros. Y en el valle de Benasque, Cerler con 25 km, 14 remontes y 21 pistas con espesores de 40 a 50 cm.

A la oferta de esquí alpino hay que sumar también la de los espacios nórdicos, donde las precipitaciones de nieve han permitido abrir Gabardito y Linza. El primero con 2,5 km de fond y 5 km para raquetas con 15-20 cm de nieve, y el segundo con 7,5 km y 15-40 cm. Junto a ellos también están operativos el Balneario de Panticosa (5km y 25-50 cm) y Llanos del Hospital (11 km y 40-100 de espesor). Mientras, Lizara y Pineta solo están abiertos para uso turístico, aunque alquilan material.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión