Huesca
Suscríbete por 1€

La DGA dice que la sentencia del embalse de Mularroya demuestra "que se han hecho las cosas bien"

Los regantes sienten "alivio" por el aval a Mularroya y hay cautela entre los ecologistas. Los municipios afectados por las obras tienen opiniones enfrentadas.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, durante la inauguración de la II Aragón Climate Week.
El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona.
DGA

El Gobierno de Aragón ha mostrado su satisfacción por la sentencia del Tribunal Supremo que avala la legalidad de las obras del embalse de Mularroya. El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, ha ido más allá y ha dicho que en el contexto de cambio climático, con la incertidumbre de la actual sequía, embalses como este no solo son necesarios sino que "la solución" estaría en ampliar la regulación de los ríos.   

Olona ha felicitado a los usuarios, los regantes, y a la empresa adjudicataria, "que han defendido los intereses de todos". También a la Confederación Hidrográfica del Ebro y al Ministerio para la Transición Ecológica, ya que la sentencia confirma la "correcta" actuación de la administración hidráulica, que adoptó "todas las medidas de protección ambiental". "Se ha demostrado que la administración hidráulica hizo las cosas bien", ha declarado tras conocer el fallo, haciendo hincapié en la defensa de la obra ante los tribunales por parte de los regantes. 

El Supremo anula una sentencia anterior de la Audiencia Nacional contraria al embalse y estima los recursos de los usuarios, la adjudicataria y el Abogado del Estado, pero también devuelve las actuaciones a esta instancia para que valore el resto de aspectos recurridos por los ecologistas. A este respecto, el consejero Olona ha precisado que "el núcleo central del problema" era si estaba justificado el interés público superior de esa obra sobre las afecciones a las masas del agua, y esto "queda claro", como también que si el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro, en su modificación del 2016, resolvió este asunto correctamente. 

"Esta cuestión tan importante de si había afección o no a las masas de agua y en caso de que la hubiera, si estaba justificado o no el interés público superior, es lo que queda totalmente resuelto", ha afirmado. Las otras cuestiones, ha añadido, son "de carácter menor" y entiende que "no pondrán en peligro la ejecución de las obras". "Doy por hecho que las obras no se podrán poder paralizar y podrán continuar y finalizarse".

El representante del Gobierno de Aragón se ha referido al actual contexto de cambio climático y de sequía. "No está claro si va a llover o no, lo que sí está claro es que habrá muchísima más irregularidad, y ante esa irregularidad la solución es la regulación", ha comentado. A su juicio, es necesario completar las obras de los embalses "y seguramente ampliarlas". "Es la tesis que siempre he defendido y que sigo defendiendo en este escenario de mayor irregularidad hidrológica, porque creo que son razones que están justificadas. Necesitamos esa regulación para hacer frente a ese escenario en el que todo va a ser cada vez más irregular". 

La sentencia del Tribunal Supremo que respalda la legalidad del embalse de Mularroya y avala la continuidad de las obras en curso tiene lecturas contrapuestas entre las partes enfrentadas en los tribunales. De una, los recurrentes que ven un "espaldarazo" a su postura, y que integran la Junta Central de Usuarios del Jalón, la UTE constructora (Sacyr y Acciona) y el Ministerio de Transición Ecológica.

Para los regantes, además de ese refrendo, la decisión es un "alivio". "En un momento como el actual, de crisis general y alimentaria, la sentencia nos permite respirar con tranquilidad para poder contar con una reserva suficiente de agua ya no solo para sostener el sector agroindustrial que trabaja en la zona sino para su desarrollo y crecimiento futuro", argumenta Jesús Angel Lamuela, representante de la Junta.

A juicio de este sector, la decisión del Supremo viene a apuntalar su tesis de que "las cosas se han hecho bien desde el principio". Lamuela reconoce que "el principal temor era la paralización de las obras" y subraya que el texto viene a decir que "se considera que la tramitación ha sido correcta a lo largo del paso de los años", e insiste en que el pantano es "un proyecto necesario e imprescindible para toda la ribera".

En la otra parte, la Sociedad Española de Ornitología y la Asociación Jalón Vivo, a quienes previamente la Audiencia Nacional les dio la razón exponiendo que la presa, el túnel de trasvase y el azud de derivación infringían la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea, hace un análisis que se encuentra en las antípodas. "El Supremo entra a valorar solo una parte y más semántica que de fondo", sostiene Luis Tirado, de SEO Birdlife.

"El proceso no se cierra aquí, esto continúa. Y es una carrera de fondo en la que vamos a seguir luchando todas las entidades", insiste Tirado. De la misma forma, confiesa que la sentencia es "una pena". Lo dice porque, desde su punto de vista, "el deterioro de las masas de agua es evidente" y remarca que "llega después de tantas sentencias a nuestra favor que han cuestionado y han corregido el propio proyecto".

Desde el Ayuntamiento de La Almunia, beneficiado por estas obras, la sentencia la acogen “con mucha satisfacción y mucho alivio”. Para esta localidad, el proyecto es “esencial, incluso para el futuro inmediato”, según su alcaldesa, Marta Gracia. “El hecho de que el Supremo considere que se cumple la Directiva Marco del Agua y tenga en cuenta los argumentos que hemos expuesto siempre desde los Consistorios produce mucha satisfacción, y más en un contexto como en el que estamos de sequía y cambio climático porque así nos garantiza el suministro para el futuro”, sentencia la regidora.

"Esta lucha es casi imposible"

Por otra parte, el alcalde de Arándiga, Emilio Francisco Garza (CHA) se ha mostrado contrario a la decisión del alto tribunal, y ha dicho que "todavía nos parece peor por las afecciones que están sucediendo, se están secando los manantiales, ya lo han notado en pueblos cercanos como El Frasno”, expresa. 

Además, critica que algunos sindicatos agrarios se hayan mostrado a favor de la sentencia. “Me parece fatal, porque el sindicato debería defender a los agricultores que es a quien afecta estas medidas, tenemos que ayudarnos entre nosotros”, dice, por lo que opina que “debería haberse mantenido neutral”, a la vez que lamenta que “se van a llevar el agua de los pueblos”. “Debería enterarse de cómo se va a repartir el agua, o si se la van a llevar y vamos a tener que amortizarla nosotros”, añade.

Ahora, quedan a la espera de lo que diga la Audiencia Nacional. “La única lucha que se pierde es la que se abandona, aunque esta la tenemos casi imposible”, asegura.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión