Huesca
Suscríbete por 1€

El turismo llena los valles y los balnearios por Todos los Santos

Las buenas temperaturas de este puente animan los desplazamientos al Pirineo. Ayer se paró el servicio de autobús a la Pradera de Ordesa tras llenarse el aforo del valle

La afluencia al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido está siendo masiva durante este puente de Todos los Santos. Ayer, desde primera hora de la mañana se formaron grandes colas para coger el autobús que parte desde Torla y lleva a los visitantes hasta la Pradera con el objeto de evitar que se produzcan aglomeraciones de vehículos particulares en este acceso, el más popular del espacio protegido. Ante los centenares de visitantes que acudieron a ese enclave fue necesario parar el servicio de transporte hacia el mediodía, momento en el cual ya se había completado el aforo en este sector del espacio protegido, donde el cupo está establecido en 1.800 personas.

El autobús hasta la Pradera de Ordesa ha estado funcionando todos los fines de semana desde el Pilar. Este viernes se puso en marcha otra vez para absorber el gran flujo de visitantes que se espera en el Parque Nacional y mañana será el último por este año. Comienza a las 7.00, con la primera subida. La última es a las 17.00. El último servicio de vuelta se realiza a las 20.00. Los viajes se realizan cada 15 o 20 minutos.

Asimismo, la Guardia Civil tuvo que cortar la pista de acceso al valle de Bujaruelo, que linda con el Parque Nacional, debido al exceso de vehículos aparcados en la misma. El movimiento de turistas está siendo intenso durante este puente festivo, especialmente en el entorno del Ordesa, donde la ocupación hotelera roza el lleno estos días.

La cascada de Sorrosal, en Broto, es otro de los parajes que está congregando a numerosos turistas aficionados a la montaña y el senderismo.

También se registra una gran afluencia de visitantes en otras zonas del Pirineo aragonés, ya que a los cuatro días de fiesta que se disfrutan en diferentes provincias se han sumado las buenas temperaturas, que el sábado rebasaron los 20 grados en la mayoría de los valles.

En todo caso, los hosteleros de la provincia señalan que hay mucho visitante ‘de día’, es decir que no pernocta en los alojamientos hoteleros. Muchos de estos establecimientos están incluso cerrados a la espera de que se inicie la temporada de invierno.

Calatayud

En la Comunidad de Calatayud el balance que deja el puente, en general, es satisfactorio. Jordi Pérez, guía turístico y gestor del camping de Nuévalos, explica que "los alojamientos han estado por encima del 90%, también caravanas e incluso alguna tienda. Por toda la zona se ha visto muchísima gente: en los balnearios, en el Monasterio de Piedra…".

"El buen tiempo también se ha notado. El fin de semana hemos estado completos y hasta el martes la media rondará el 80%", detalló Montse Sánchez, responsable de Comunicación del Balneario Sicilia de Jaraba. "Y hay mucha gente de paso, de venir a comer y usar la piscina, turistas de las casas rurales. La verdad, hay mucho movimiento", reconoció.

Esa buena afluencia se ha dejado notar incluso en los establecimientos de la cabecera comarcal. En el hotel Globales Castillo de Ayud, su responsable comercial, Cristóbal Echegoyen, señaló valoró que se ve gente por todos los sitios". "Viernes, sábado y domingo, completos", sentenció

El buen tiempo llenó ayer las terrazas de los bares más céntricos de la capital turolense.
El buen tiempo llenó ayer las terrazas de los bares más céntricos de la capital turolense.
J.E.

Los hosteleros de Teruel, satisfechos ante un puente festivo "fructífero"

Las zonas más turísticas de la provincia de Teruel, entre ellas la capital, el Matarraña, la Sierra de Albarracín y el Maestrazgo, se llenaron este fin de semana de turistas en busca de paisaje otoñal y edificios históricos. Los hoteles, al 95% de ocupación, se han resarcido de la menor demanda que tuvieron en el Pilar, debido a que entonces no hubo puente festivo.

El presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Teruel, Roche Murciano, se mostró ayer optimista y afirmó que estos días serán sin duda "muy fructíferos" y supondrán una buena inyección económica para el sector. "Mucha gente ha podido sumar cuatro días de fiesta y, aunque parte del turismo se ha ido a la playa por el buen tiempo, otras familias han elegido la provincia de Teruel", dijo.

Esta situación no se reflejó, sin embargo, en las casas de turismo rural, donde, según el coordinador del sector en Aragón, Jesús Marco, la ocupación se quedó en en un 60%, a excepción de las comarcas del Matarraña y el Maestrazgo, con mayor número de huéspedes.

En la capital turolense pudieron verse durante toda la mañana de ayer largas filas de turistas para entrar al Mausoleo de los Amantes, mientras una multitud de grupos con guía recorrían el casco histórico de la ciudad. La torre mudéjar del Salvador registró una gran afluencia de gente que recordó, en palabras de sus responsables, a la época previa a la pandemia de covid, cuando Teruel alcanzó cifras récord de visitantes.

El Museo Minero de la localidad de Escucha, abierto en una mina subterránea de carbón, completó su aforo tanto el sábado como el domingo y ya están todas sus plazas reservadas para mañana, día de Todos los Santos. "Estamos teniendo un lleno total, la gente tiene muchas ganas de salir y descubrir nuevos lugares", afirmó el gerente de este museo, Juan Cañizares. El espacio acondicionado para 14 autocaravanas en este municipio turolense se quedó pequeño y más de 10 vehículos tuvieron que estacionar en una parcela aneja. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión