Huesca
Suscríbete por 1€

Procesado un vecino de La Fueva por abusar de seis niñas a las que invitaba a ver jabalíes por la noche

Lo hizo durante años, con menores de su entorno, en su coche, en su casa o en su tractor.

Calle de Charo, pedanía de La Fueva
Calle de Charo, pedanía de La Fueva
Laura Uranga

Abusó durante años de seis niñas de su entorno más cercano, vecinas, sobrinas o hijas de amigos, algunas con solo 5 años, a las que invitaba a subir en el tractor o ir a ver jabalíes, hasta que el ingreso hospitalario de una de ellas destapó el caso. El Juzgado de Boltaña ha dictado auto de procesamiento contra un vecino del municipio de La Fueva (Sobrarbe) de 57 años, como presunto autor de los delitos de agresión sexual y abusos continuados. Está en libertad pero tiene prohibido entrar en la comarca y acercarse a menos de 500 metros de las víctimas. Además deberá presentar una fianza de 120.000 euros para asegurar posibles indemnizaciones.

Los abusos se destaparon en 2021. Una menor, ahora de 13 años, ingresó en el hospital de Barbastro con un grave cuadro de desnutrición y se la derivó al Clínico de Zaragoza, donde existe una unidad especializada de trastornos alimentarios. Fue mientras estuvo en este centro cuando contó al equipo de psicólogos que había sufrido abusos sexuales.

Según su testimonio, ocurrieron desde que tenía 5 o 6 años hasta los 10. Él era un amigo de sus padres. Según el auto judicial, los vecinos del pueblo lo consideraba amable y con buen trato con los menores. Tenía contacto con la niña, como otros críos del pueblo, sobre todo en verano, ya que los llevaba a ver jabalíes por la noche o a dar una vuelta con su tractor.

Los abusos se produjeron en el coche del denunciado, en la casa o en el tractor. Según el testimonio de la chica, sucedía casi todos los días de verano por las noches cuando salían a ver jabalíes. El hombre la amenazó reiteradamente con hacer daño a su madre e incluso matarla si lo contaba o no le dejaba tocarla.

Por este caso se le acusa de un delito continuado de agresión sexual y de otro grave de lesiones. La menor sufre graves secuelas psicológicas, como trastornos de la conducta alimentaria o conductas autolesivas.

No fue su única víctima. Respecto a otras cinco, está procesado por abuso sexual a menor de 16 años, en algún caso de forma continuada. Una de ellas ha relatado que con solo 13 años les tocaba el culo o les metía la mano por debajo de la camiseta. Otra, que entre los 6 y los 13 años, sufrió los tocamientos de forma diaria todos los veranos. Cesaron cuando unos niños, testigos de los hechos, lo contaron a sus padres y no le dejaron ir más con él. Entonces ella lo negó porque era el mejor amigo de su padre.

Otras tres víctimas presentaron denuncia tras saber por los medios de comunicación de que el hombre había ingresado en prisión por abusos a menores. A una le sucedió cuando solo tenía 12 años, a otra, con 10. Según relató esta, cuando iba en el tractor comenzó a besarla

Otra ha reconocido que le tocó los muslos de forma lasciva. Les explicó a sus padres que le hizo sentir incómoda. No le dejaron ir más, porque según el auto, ya circulaban rumores en el pueblo que apuntaban a que el denunciado se había sobrepasado con alguna chica.

El juez señala en el auto que las víctimas son numerosas y que todas relatan los abusos según el mismo modus operandi, siendo siempre niñas. Él tenía amistad con la mayoría de los familiares de las menores o relaciones de parentesco.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión