Huesca
Suscríbete por 1€

Aragón, pionera en la ejecución del plan nacional de regadíos con fondos europeos

El ministro Luis Planas visita las obras para acabar de modernizar la comunidad de El Molinar del Flumen.

El ministro Luis Plantas, segundo por la izquierda, junto al consejero Joaquín Olona, el presidente de la DPH, Miguel Gracia, y la delegada del Gobierno, Rosa Serrano, en Sagarrén.
El ministro Luis Plantas, segundo por la izquierda, junto al consejero Joaquín Olona, el presidente de la DPH, Miguel Gracia, y la delegada del Gobierno, Rosa Serrano, en Sagarrén.
Javier Navarro/DPH

Los 450 regantes de la comunidad El Molinar del Flumen, que comprende los municipios de Sangarrén, Barbués y Torres de Barbués, verán por fin acabadas sus obras de modernización, gracias a los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia (PRTR). Su proyecto es el primero en materia de regadíos que se ejecuta entre los 82 previstos a nivel estatal. La inversión ronda los 9 millones de euros y está destinada a la construcción de una estación de bombeo, que, junto a la balsa de cota pendiente, permitirá completar un proyecto iniciado hace 12 años. De cumplirse lo previsto, ambos equipamientos entrarán en funcionamiento en 2024.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, quiso visitar este jueves en situ el destino de los primeros fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia, dejando clara la apuesta del Gobierno por la modernización del regadío, que, según señaló, además de favorecer la competitividad y rentabilidad de los productores, garantiza un uso eficiente del agua y la energía. "El regadío sostenible es el presente y el futuro del sector agrario", dijo, insistiendo en la necesidad de "sacar provecho de cada gota de agua y limitar al máximo el consumo energético".

Precisamente, la estación de bombeo del Molinar del Flumen permitirá hacer un uso más eficiente de los recursos. Con esta actuación, los regantes elevarán el agua a una cota mayor desde la actual balsa de recepción y después, podrán regar las parcelas de la margen derecha por presión natural. La estación de bombeo se abastecerá de la red eléctrica y eliminará el uso actual de motores diésel. Para completar el proyecto, restará la ejecución de la balsa de cota, que, según indicó el presidente de Seiasa, Francisco Rodríguez Mulero, volverá a salir a licitación en octubre, tras haber quedado desierta en su primer intento de adjudicación.

La balsa de cota, que supondrá una inversión de 40 millones, también está incluida en los fondos europeos. Y hay otros dos ya aprobados en Aragón, la modernización de los riegos de Bardenas (26,5 millones) y de la comunidad de regantes Nuestra Señora de la Alegría de Monzón (8,9).

Además de ser la primera y marcar el pistoletazo de salida de las actuaciones en materia de regadío, la Comunidad "es la segunda más beneficiada de España", señaló Planas, al recibir 84,6 millones del PRTR, es decir, el 12 % del total nacional. La inversión total en modernización en regadíos proyectada por el Ministerio hasta el año 2027 asciende a 310 millones de euros, sumando las actuaciones del PRTR y las financiadas con los presupuestos ordinarios del departamento.

Antes de visitar Sangarrén, Planas también estuvo en Bujaraloz, donde conoció el proyecto de las esperadas obras de Valdurrios en Monegros II, que ha sido posible gracias al convenio entre el Gobierno de Aragón y la Comunidad de Regantes Montesnegros. La inversión será de 51,6 millones y de ellos, 30 serán asumidos por los regantes. En su recorrido, Planas estuvo acompañado, entre otras autoridades, del consejero aragonés de Agricultura, Joaquín Olona, y del presidente de Aragón, Javier Lambán, que tuvo que ausentarse al final al por una indisposición.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión