Huesca
Suscríbete por 1€

Los alcaldes alertan del riesgo de grandes incendios en el Pirineo y culpan a la actual política forestal

La asociación Adelpa cree que se impide la gestión de los bosques y esto está teniendo un efecto negativo.

Cortada la A-21 por un incendio forestal a la altura de Sigüés.
Incendio forestal a la altura de Sigüés, declarado la semana pasada.
DGA

La Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa) abordó con "preocupación" en su última comisión ejecutiva el "importante" riesgo de incendios que existe actualmente en el norte de la provincia, así como las consecuencias que podrían derivarse de estos. En un comunicado recuerda que más de 6.000 hectáreas, la mayoría ubicadas en zona montañosa, han ardido en los últimos días entre los incendios de Artesa de Segre (Lérida) y Navarra. "Las cada vez más habituales olas de calor, sumado a la falta de precipitaciones, han provocado que en los últimos veranos se hayan calcinado grandes superficies de masa forestal".

Ante esta situación, y recordando otros incendios ocurridos en territorio altoaragonés, como el que tuvo lugar en Castanesa en 2018, en el que ardieron más de 1.200 hectáreas, los representantes de Adelpa demandan una revisión urgente de las actuales políticas forestales, que a su juicio "han impedido durante décadas hacer una gestión sostenible de los montes y han ayudado a que se generen unas masas forestales enormes que suponen un peligro para la propia biodiversidad y para las personas en caso de incendio".

Estiman que de forma urgente es necesaria la puesta en marcha de medidas de prevención rápida como podría ser la ampliación de cortafuegos, la limpieza de las cañadas y la mejora de los accesos a los montes. La asociación también alertaba de que las administraciones no están consignando recursos suficientes para abordar de manera plena estos riesgos, descuidando el mantenimiento de las masas forestales y causando con ello gran perjuicio a los bosques y montes, así como quienes los habitan y las actividades que en ellos se desarrollan. Entre otras, la ganadería extensiva, que contribuye en gran medida a la prevención de los incendios en territorio forestal.

A juicio de los ayuntamientos pirenaicos, es necesario un cambio en las políticas forestales para evitar que se produzcan incendios cada vez mayores y el patrimonio natural del Pirineo se vea muy afectado. Su propuesta pasa por fomentar de una forma real y efectiva la recuperación de los paisajes en mosaico, dividiendo las grandes masas forestales aparecidas en los últimos años, para así mejorar la biodiversidad e impedir que los incendios se conviertan en fuegos de tercera generación, que podrían arrasar grandes extensiones de bosques.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión