Huesca
Suscríbete por 1€

El granizo causa graves daños en unas 2.000 hectáreas de cultivos de Poleñino

Las tormentas del sábado fueron las terceras consecutivas en Monegros, con graves pérdidas por el pedrisco.

Raúl Piquero, agricultor de Poleñino, muestra los daños sufridos por el maíz en una finca del municipio.
Raúl Piquero, agricultor de Poleñino, muestra los daños sufridos por el maíz en una finca del municipio.
Patricia Puértolas

Los daños de la última tormenta de granizo se apreciaban el domingo con detalle en los campos de cultivo del municipio de Poleñino, uno de los más castigados, con alrededor de 2.000 hectáreas afectadas, fundamentalmente cebada y maíz. También hay mermas importantes en las parcelas dedicadas al guisante verde.

La tormenta, que tuvo lugar este pasado sábado, comenzó sobre las 17.00, descargando abundante piedra. En la cebada, los daños van del 20 al 50%, según explica uno de los agricultores de la localidad, Raúl Piquero. "La mayoría de las espigas han perdido la mitad del grano y en algunos casos, están prácticamente peladas", dice, sosteniendo algunas de ellas en la mano. Para evaluar el estado del maíz, todavía es pronto, ya que está en una fase inicial y por lo tanto, es difícil prever su evolución. Ahora bien, "la merma de la producción será importante, especialmente en los que iban más avanzados", señala. "Hace dos días, me llegaban por la cintura y el granizo los ha reducido a la mitad, despojándolos de gran parte de las hojas", describe, mientras camina por una de las parcelas afectadas.

El epicentro de la tormenta se sitúo en Poleñino y por lo tanto, la práctica totalidad de su municipio está afectado. El granizo también alcanzó gran parte de las zonas de huerta y el casco urbano, donde provocó daños menores, según explica su alcaldesa, Esther Artieda. Al principio, la piedra cayó acompañada de abundante agua y después, más seca.

El sábado fue la tercera jornada consecutiva de tormentas en Los Monegros. A los daños registrados en Poleñino, hay que sumar las afecciones sufridas ese mismo día en zonas de cultivos de poblaciones anexas como Lanaja, Lalueza, Montesusín o Curbe. La lista ha ido creciendo desde el pasado jueves. Dentro de ella, destacan las afecciones sufridas también en parcelas de Leciñena, Senés de Alcubierre o Callén

A la inmensa mayoría de los afectados, les ha pillado a punto de iniciar la cosecha de cebada y guisante o directamente, con las máquinas ya en sus campos. "Aunque el seguro nos cubra todo el daño, vamos a perder dinero, ya que la referencia es el precio del pasado año y la cebada está al doble", se lamenta Piquero. Ahora mismo, el cultivo se paga a unos 360 euros la tonelada frente a los 180-190 del 2021. El granizo de los últimos días supone la puntilla a una campaña repleta de dificultades y sobresaltos, con las heladas registradas en abril, la sequía de la primavera y los recientes golpes de calor.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión