Huesca
Suscríbete por 1€

Primera reunión entre el Gobierno y los alcaldes para avanzar en la unión de Astún y Candanchú

El valle del Aragón llevaba tres meses esperando la cita para despejar dudas sobre la gestión y la financiación.

Una telecabina de unos 3 km unirá las estaciones de Candanchú (en la fotografía) y Astún.
Una telecabina de unos 3 km unirá las estaciones de Candanchú (en la fotografía) y Astún.
Verónica Lacasa

El proyecto para unir Candanchú y Astún, respaldado con una subvención de 8 millones de euros de fondos europeos, estaba en un impás desde febrero, a la espera de la reunión solicitada por los alcaldes al Gobierno de Aragón. Este lunes finalmente la consejera de Economía, Marta Gastón, y el de Industria, Arturo Aliaga, recibieron a los representantes de Jaca, Aísa, Canfranc, VillanúaCastiello y Borau, que forman la Mancomunidad del Valle del Aragón, para avanzar en la iniciativa. Y es que no solo está por definir el trazado de la telecabina, de unos 3 kilómetros, que unirá las dos estaciones de esquí. Las dudas se extienden a la gestión y a la financiación.

Como reconocen los alcaldes, quedan pendientes de aclarar cuestiones como el coste final, la solución a los problemas de movilidad en el valle y los pasos administrativos a dar. La mancomunidad, promotora del proyecto, quiere ir de la mano del Gobierno de Aragón en este viaje.

Según ha reconocido el alcalde de Jaca al término del encuentro, es un proceso "complejo" que todavía requerirá de más reuniones. "La mancomunidad es un ente sin una estructura administrativa propia", ha recordado Juan Manuel Ramón, por lo que necesitará apoyo, empezando por la gestión previa de la inversión y finalizando por la explotación del propio equipamiento. "La mancomunidad no va a explotar esa infraestructura, hay que hablar con la DGA y con las empresas. Debemos seguir reuniéndonos para aclarar todos estos extremos", precisa el alcalde.

Los 8 millones de euros concedidos por la Unión Europea aún no han llegado a la DGA. "No creo que ese dinero sea suficiente, habrá que ver quiénes son los actores que van a formar parte de este proyecto, ahora y en el futuro, y cómo participan de la financiación y de la gestión. Eso es lo que está en el aire", añade Juan Manuel Ramón.

El secretario de Estado mantuvo una reunión con ellos en su visita a Jaca el pasado mes de marzo. En la misma informó que una vez ingresados los fondos de la UE a la Comunidad Autónoma, habría 3 años para ejecutarlos, pero los técnicos hacen otra interpretación. "Es otra de las cosas por acabar de aclarar", comenta el alcalde de Jaca.

Los miembros de la Mancomunidad del Valle del Aragón salieron satisfechos de la reunión "de trabajo" y esperan que el proyecto de unión de estaciones se ejecute "de la forma lo más diligente posible". Pero esta no fue la única cuestión abordada. Quieren ir más allá, y por eso pusieron sobre la mesa asuntos más generales del sector de la nieve, como la posterior unión entre Astún y Formigal, que conectaría los valles del Aragón y Tena; los problemas de movilidad relacionados, por ejemplo, con el aparcamiento; o la necesidad de explotar con más intensidad las estaciones fuera del invierno.

Estos temas ya fueron abordadas en una reunión celebrada la semana pasada por todos los alcaldes del Pirineo con estaciones de esquí, incluida la de Montanuy, hacia donde se ampliarán las pistas de Cerler. Se trató de un encuentro informal, vía telemática, para hablar del papel de la nieve en la economía de los valles, de cara a plantear una posición común de todos los ayuntamientos y defenderla unidos ante el Gobierno de Aragón u otras entidades públicas o privadas. "Queremos fijar un criterio lo más común posible de hacia donde tiene que ir el sector de la nieve del Pirineo aragonés", concluye el alcalde de Jaca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión